domingo, 13 de agosto de 2017

Psicoanálisis y política.

"Respecto a la política, la posición de Freud es la misma que la de Lacan: el psicoanálisis no proporciona nuevos programas políticos positivos para la acción; su logro definitivo, el "punto final" de su análisis, es haber discernido los contornos de una "negatividad", una fuerza disruptiva que plantea una amenaza a todo vínculo colectivo estable. Puesto que un acto político interviene en un estado de cosas, creando inestabilidad y a la vez intentando establecer un nuevo orden positivo, se puede decir que el psicoanálisis nos enfrenta al grado cero de la política, un "trascendental", una condición prepolítica para la posibilidad de la política. Una fractura que abre el espacio para que se haga paso el espacio político, una fractura que se ve saturada por el esfuerzo político de imponer un nuevo orden."

S.  Žižek, Menos que nada, pag 1045.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...