viernes, 11 de agosto de 2017

El papel del pueblo

"Hegel estaba en lo cierto con su crítica al poder democrático del pueblo: "el pueblo" debe ser repensado como el trasfondo pasivo del proceso político; la mayoría siempre y por definición es pasiva, no hay garantía de que tenga razón y lo más que puede hacer es reconocer y reconocerse en un proyecto impuesto por agentes políticos. Como tal el papel del pueblo es en última instancia negativo: las "elecciones libres" (o un referéndum) sirven como control sobre los movimientos del partido, como un instrumento diseñado para bloquear lo que Badiou llama el "forçage" (forzamiento) brutal y destructivo de la Verdad en el orden positivo del Ser que está regulado por opiniones. Esto es todo lo que puede hacer la democracia electoral; el paso positivo hacia un nuevo orden social está más allá de su alcance."

S. Žižek, Menos que nada, pag 1084.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...