lunes, 3 de julio de 2017

La desobediencia civil.



En este vídeo el conocido actor, director y guionista de cine Matt Damon lee el inspirador discurso del historiador Howard Zinn escrito en 1970 sobre la necesidad de la desobediencia civil para cambiar el paradigma político y económico que rige el mundo. El discurso termina poniendo sobre la mesa la necesidad de hacer una Declaración de Independencia entre todas las personas del mundo que están luchando con el mismo objetivo: 

"Parto desde la suposición de que el mundo está al revés, que las cosas están mal, de que las personas equivocadas están en la cárcel y que las personas equivocadas están en la calle, de que las personas equivocadas ostentan el poder y las personas equivocadas carecen de él, de que la riqueza esté distribuída en este mundo y en este país de tal forma que no necesita solamente una pequeña reforma, sino una drástica redistribución de la riqueza.

Parto desde la suposición de que no necesitamos decir mucho sobre esto, porque sólo con pensar en el estado del mundo a día de hoy (1970) nos damos cuenta de que las cosas están completamente al revés, pero si no piensas, si simplemente miras la televisión y lees cosas académicas, empiezas a creer que realmente las cosas no están tan mal, o de que sólo están mal pequeños detalles.

Necesitas desvincularte un poco y entonces acercarte de nuevo y echarle un vistazo al mundo para quedar horrorizado. De modo que necesitamos partir de esa suposición, de que las cosas están realmente al revés, el tema que tratamos está al revés: La desobediencia civil.

Bien, tan pronto como dices que el tema es la desobediencia civil, estás diciendo que nuestro problema es la desobediencia civil. Ese no es nuestro problema, nuestro problema es la OBEDIENCIA CIVIL.

Nuestro problema es el número de personas en todo el mundo que han obedecido los dictados de los líderes de su Gobierno y han ido a la guerra y millones han muerto a causa de esa obediencia. Reconocemos esto durante la Alemania Nazi, sabemos que el problema allí fue la obediencia, el pueblo obedecía a Hitler, las personas obedecían. Eso estuvo mal, deberían haberse rebelado, deberían haberse resistido, si hubiésemos estado allí se lo habríamos mostrado.

Incluso en la Rusia de Stalin podemos ver que la gente era obediente, eran todos como un rebaño, ¿recordáis aquellos malos tiempos donde la gente era esclavizada por el sistema feudal ?, todo era terrible en la edad media. Pero ahora tenemos la civilización occidental, el Estado de Derecho, El Estado de Derecho ha regularizado y maximizado la injusticia que existía antes del Estado de Derecho, eso es lo que ha hecho el Estado de Derecho.

Cuando en realidad, en todas las naciones del mundo, el Estado de Derecho es el favorito de los líderes y la plaga del pueblo, deberíamos a empezar a reconocer esto. Tenemos que transcender estas fronteras internacionales de nuestro pensamiento. Nixon (Presidente EEUU – Capitalismo) y Brezhnev (Secretario General UNIÓN SOVIÉTICA – Comunismo) tienen más en común entre ellos que nosotros con Nixon. J. Edgar Hoover (Director del FBI) tiene muchas más cosas en común con el jefe de la policía soviética que con nosotros.

Es esta dedicación internacional al Estado de Derecho la que une a los líderes de todos los países en una relación de camaradería, es por eso que no nos sorprende tanto verlos reunirse, se sonríen, se estrechan la mano, fuman puros, se gustan de verdad los unos a los otros por mucho que digan lo contrario.

Lo que estamos tratando de hacer, supongo, es volver realmente a los principios, objetivos y al espíritu de la Declaración de Independencia, este espíritu es el de la resistencia ante la autoridad ilegítima y ante los poderes que privan a las personas de su vida, su libertad y el derecho a buscar su felicidad, y por tanto, bajo estas condiciones, urge el derecho de alterar o abolir su forma actual de gobierno, y el acento estaba puesto en la Abolición. Pero para establecer los principios de la Declaración de Independencia,vamos a tener que salir del marco de la ley, dejar de obedecer las leyes que exigen matar o que distribuyen la riqueza de la manera que se ha estado haciendo, o que meten a las personas en la cárcel por insignificantes delitos técnicos y mantienen a otras personas fuera de la cárcel por gravísimos crímenes.

Mi esperanza es que este tipo de espíritu se lleve a cabo no solamente en este país (EEUU), sino en otros países, porque todos lo necesitan, la gente en todos los países, necesitan el espíritu de desobediencia al Estado, lo cual no es un concepto metafísico sino un concepto de fuerza y abundancia, y necesitamos una especie de Declaración de Independencia entre todas las personas del mundo que están luchando con el mismo objetivo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eros y Thanatos.

“[…] la tendencia agresiva es una disposición instintiva innata y autónoma del ser humano; además, retomo ahora mi afirmación de que aquéll...