martes, 4 de abril de 2017

Mary Wollstonecraft

«Como desde la infancia se les enseña que la belleza es el cetro de la mujer, la mente se adapta al cuerpo y, vagando por su jaula dorada, solo busca adorar su prisión".
Por María Hernández. 

Mary Wollstonecraft tuvo una infancia dura, con un padre agresivo y una madre sumisa, se veía obligada a mentir para defender a su madre. A su vez, ejercía una gran influencia sobre sus hermanas Everina y Eliza, convenciendo a una de ellas para abandonar a su marido y a su bebé a pesar de que las consecuencias eran la pobreza y el trabajo duro, todo esto forjó en ella una actitud justa, equitativa, rebelde. Trabajó de institutriz durante su juventud, pero los problemas con la madre de la familia por la educación liberal que Mary daba a la niña la llevaron a dejar el oficio y empezar a escribir.

Como mujer del siglo XVIII, fue capaz de establecerse como escritora profesional e independiente en Londres, algo inusual para la época. Aquí comienza su importancia como feminista ya que consigue ser la primera mujer en imponerse contra los Derechos del Hombre, eso incluía a Rousseau a quien a pesar de su admiración hacia él destrozo en su obra “Derechos del Hombre y el Ciudadano”. Exponiendo todas y cada una de las contradicciones que sus mismas palabras contenían. Esto hizo que consiguiese la aversión de los intelectuales de la época que defendían la justicia y la libertad exclusiva de los hombres frente al sexo inferior femenino.

Como escritora, Mary sentó las bases del pensamiento filosófico de la equidad de género así como un nuevo sistema educativo en el cual tanto hombres como mujeres podrían potenciar al máximo sus virtudes. Mary se enfrentó a las normas sociales de la época tratando de conseguir la igualdad entre géneros, defendiendo de este modo la justicia la independencia y la libertad intelectual de las mujeres.

Durante todo este tiempo Mary fue tachada por muchos pensadores y eclesiásticos como una loca y en ocasiones incluso dijeron que estaba poseída por el demonio, si a eso le sumamos todos sus problemas amorosos que fueron muchos y muy dispares hace que la figura de Mary se viese degradada a una posición muy inferior a la que se merecía. No es hasta la llegada del movimiento feminista cuando sus ideales vuelven a salir a flote. 

Comentario: Hoy en día el feminismo es un movimiento implicado en todos los ámbitos de nuestra sociedad, políticos, laborales, familiares... este amplio movimiento que hoy asumimos como algo lógico, igualitario y normal, en la historia ha tenido un corto recorrido y ha sido posible gracias a la sufrida implicación de valientes mujeres como Mary Wollstonecraft, Emmeline Pankhurst, Sojourner Truth, Susan B. Anthony y Simone de Beauvoir que entre otras, lucharon por sus ideales a pesar de que en innumerables ocasiones se encontraron con obstáculos que suponían sacrificar su bienestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...