viernes, 28 de abril de 2017

El show de Truman (III).


Ficha técnica: 
Fecha de estreno: 30 de octubre de 1998 (España)
Director: Peter Weir
Guion: Andrew Niccol
Premios: Globo de Oro al mejor actor - Drama, Más
Música compuesta por: Philip Glass, Burkhard Dallwitz

Por Nestor Vazquez.
Sinopsis (¡ojo spoiler!):
Truman es un hombre que lleva una vida normal, con su trabajo en una oficina, su mujer... o al menos eso le hacen creer. Truman perdió a su padre en una tormenta en el mar, pero un día saliendo de trabajar se lo encuentra y rápidamente unos señores lo meten un autobús sin que Truman pudiese dirigir palabra con él.

Más adelante conoce a una chica que le gusta bastante. Quiere ir a tomar algo con ella pero esta insiste en que no puede, que no se lo permiten... él sigue insistiéndole y ella le dice que vale, que tiene que ser ahora. Se van a una playa dónde se besan y ella le confiesa que todo es un show, que vigilan todos sus movimientos, que todo es un decorado... Como en la escena que se llevan a su padre se llevarán a esta chica que se hace llamar Lauren, pero que en realidad se llama Sylvia. (Será despedida de su trabajo como actriz y no aparecerá más en el programa). A partir de ese momento Truman empieza a sospechar cosas raras, su radio parece seguirlo en cada movimiento, su mujer también parece estar actuando... entonces Truman decide viajar a Fiji que es donde supuestamente se llevaban a Sylvia. Pero como era de esperar le impiden viajar a Fiji. Entonces Truman coge el coche, atrapa a su mujer e intentar huir con ella, pero como siempre hay otros mil impedimentos.

Una vez más se encuentra en su casa y observa los raros comportamientos de su mujer. Para darle credibilidad, ya que Truman empezaba a sospechar, los que manejan el show, presentaron a su padre, eso más la ayuda de su mejor amigo hicieron que Truman creyese que todo estaba en su mente.

Finalmente Truman finge estar dormido y aprovecha que la mayoría de las cámaras no se encuentran operativas para huir en una barca. Cuando el programa se da cuenta es tarde para atraparlo y este consigue salir al mundo real, a pesar de los intentos del director del programa.

Un mensaje de esta película es que aceptamos la realidad del mundo tal y como nos la presentan, por eso Truman no se dió cuenta hasta ahora de que todo estaba controlado. Solemos creernos todo lo que vemos y no nos esforzamos por ir más allá y en muchas ocasiones aquello de lo que estamos convencidos no es ni parecido a la realidad.

Se puede establecer una clara relación con el mito de la caverna de Platón: unos individuos están encadenados desde su nacimiento en una cueva (Truman) y solamente pueden ver las sombras que les llegan desde el exterior. La liberación se hace posible cuando uno de ellos se escapa y vuelve para contar a los prisioneros lo que sucede en el exterior (Sylvia), lo que les incita a escapar, después de haberlo tomado por loco y mofarse de sus cuentos.

En mi opinión es una película muy recomendable, me ha gustado mucho y es una clara representación de la realidad que estamos viviendo, la gran manipuladora del siglo XXI, la televisión, que controla las vidas de muchas personas y les muestra una versión de la realidad totalmente incierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...