sábado, 29 de abril de 2017

El día que la bolsa se puso a bailar.

"Era uno de esos días en que está a punto de nevar... y el aire está cargado de electricidad. Casi puedes oírlo. ¿verdad? Y esa bolsa está bailando... conmigo... como un niño pidiéndome jugar, durante quince minutos. Es el día en que descubrí que existe vida bajo las cosas y una fuerza increíblemente benévola que me hacía comprender que no hay razón para tener miedo jamás. El vídeo es una triste excusa, lo sé, pero me ayuda a recordarlo; necesito recordar a veces que hay tantísima belleza en el mundo que siento que no lo aguanto, y que mi corazón va a colapsar"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...