miércoles, 29 de marzo de 2017

Dios ha muerto.

"Después de que Buda hubiese muerto, su sombra -una sombra enorme y espantosa- siguió proyectándose durante siglos en una caverna. Dios ha muerto: pero tal como es la especie humana, quizá durante milenios todavía habrá cavernas donde seguirá proyectándose su sombra. Y nosotros... ¡también nosotros todavía tenemos que vencer su sombra!"

F. Nietzsche, La Gaya Ciencia, Libro tercero, aforismo 108.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...