domingo, 5 de febrero de 2017

Esperpento y Realidad.

"Valle-Inclán concibió el esperpento como una respuesta de parodia y degradación estética al espectáculo degradado de la política y de la vida españolas de su tiempo. Pero el esperpento pierde su fuerza cuando el personaje o el espectáculo que quiere satirizar son más esperpénticos todavía."

Antonio Muñoz Molina. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...