sábado, 4 de febrero de 2017

Educación líquida.


Zygmunt Bauman, sociólogo y filosofo, es conocido por ser el creador del concepto de modernidad líquida. Vivimos en tiempos de acelerados cambios socioculturales provocados en parte por el impacto transformador de las tecnologías digitales. Son tiempos líquidos y la educación requiere nuevos modelos para construir una identidad digital como sujetos con capacidad de sobrevivir y surfear en estas aguas turbulentas. 

En su libro  Los retos de la educación en la modernidad líquida, Zigmunt Bauman parte de lo que llama el "síndrome de la impaciencia", un estado de ánimo que considera como abominable el gasto del tiempo. Así, el consumismo característico de estos tiempos no se define por la acumulación de las cosas, sino por el breve goce de éstas. Desde esta visión se ve a la educación como un producto, más que como un proceso. Así la educación parece abandonar la noción del conocimiento útil para toda la vida, para sustituirla por la noción del conocimiento de "usar y tirar".

Por Juan José Solis Delgado.

1 comentario:

  1. Hola! Mi nombre es María Alejandra Soy estudiante de Psicología y al tener más cercanía con la naturaleza del alma me di cuenta que esta tiene un papel muy importante, porque se relaciona de forma directa a mi carrera . Considero que es muy importante partir de la importancia del origen de las cosas, y el debate sobre el alma también reflejado en uno de los textos que leí, que me permitió identificar la definición del alma desde el punto de vista aristotélico, me llama la atención porque ha generado un debate constante desde un dualismo moderado, planteado y percibido por algunas doctrinas con relación al cuerpo y el alma. Es importante, sin embargo tener en cuenta la idea principal que Aristóteles nos propone con relación a esta concepción, puesto que para él, el cuerpo no se da sin un alma, y esto es de gran importancia porque aunque él no profundice desde la naturaleza y el origen la concepción del alma lo hace desde aspectos biológicos y esenciales, dotados de la sensibilización necesaria para comprender la relación que el plantea desde su perspectiva. Teniendo en cuenta la clasificación de alma que propones en tu blog del alma racional, vegetativa y sensitiva, considero que es importante en la medida en que están propuestas, porque son niveles de vivir diferentes pero que llegan finalmente a funciones similares con respecto a la finalidad última de vivir, sin importar las distintas actividades. Todo esto también debería ser clave en la medida en que el estudio del alma nos involucra directamente como psicólogos, pero no para ir a cuestiones más allá de la ciencia, si no encontrando en la medida de lo posible evidencia científica que permita identificar las conductas consientes e inconscientes y así de una forma más precisa, poder predecir los fenómenos del comportamiento humano. Gracias por la Info!!

    ResponderEliminar

Lo más visto...