viernes, 2 de diciembre de 2016

¿Por qué tartamudean los tartamudos?

Por Naranco Álvarez.

¿Qué es la tartamudez?

La tartamudez es un trastorno de la comunicación (no del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés. 

Se debe a varios factores:

  • Factores fisiológicos estudios indican que el cerebro se activa de forma diferente en los tartamudos que en los que no tartamudean. También es conocido el fenómeno de que cuando hay un retraso en la voz que tu te oyes al hablar, se produce tartamudez en las personas fluidas y los que tartamudean hablan fluidamente.
  • Factores genéticos, una gran cantidad de personas que tartamudean tienen ascendientes directos con ese problema; aunque no es una norma obligatoria. Así mismo, los estudios indican que por cada mujer que tartamudea hay 5 hombres que lo hace. 
  • Factores sociales tienen una gran influencia: la exigencia de hablar fluido y deprisa, pone en desventaja a las personas que sienten esa presión. También el desprecio y la risa que provoca tartamudez en algunos, sobre todo en la infancia, tienen una influencia importante en la aparición y mantenimiento de este problema.
  • Pero los más importantes son, sin duda, los factores psicológicos además de por las presiones o críticas citadas antes, la ansiedad es esencial en la aparición y el mantenimiento de la tartamudez. Se da el círculo vicioso: tartamudean porque están ansiosos y están ansiosos porque tartamudean. Ese círculo vicioso indica que la lucha contra la tartamudez aumenta su probabilidad, porque produce ansiedad. 
Otros factores también serían la impotencia al hablar, la frustración, la rabia, la vergüenza, etc.

La tartamudez no es un problema de dificultad o imposibilidad de pronunciar, porque los tartamudos son capaces de pronunciar fluidamente todas las palabras; sin embargo, se pueden bloquear con cualquiera de ellas, dependiendo de la situación y del estado psicológico en el que se encuentren, que depende del nivel de fluidez que estos piensen que tienen. 

Prácticamente todos los tartamudos hablan fluidamente cuando están solos, es decir, la tartamudez es situacional. Esto es porque cuando están solos les baja la ansiedad, ya que no se ven sometidos a presión ni nada y entonces hablan fluidamente. La reacción psicológica que se da en una determinada situación está en el origen y mantenimiento de la tartamudez.

Los últimos avances de la psicología científica nos permiten entender e influir de forma más eficaz en procesos como la tartamudez que son automáticos, y por tanto inconscientes, y que por su frecuencia y repetición están fuertemente presentes. 

En el caso de los adultos que tartamudean, los profesionales están ante un problema de más difícil tratamiento, porque se trata de una forma de hablar que se ha hecho un hábito consistente durante muchos años, lo que hace difícil el cambio.

Luchar para lograr la fluidez es una lucha inútil, frustrante y totalmente contraproducente. 

La tartamudez tiene una influencia enorme en la psicología de las persona, no es cierto que la tartamudez se deba a un problema psicológico subyacente. La lucha contra la tartamudez es la que provoca esta misma, la mayor parte de las veces los tartamudos no tienen otro problema, aparte de su tartamudez y sus consecuencias. Por esto, el propio tartamudeo es el que causa el desarollo de problemas psicológicos.

La percepción del control es importante en nuestra salud mental, se sabe que su falta puede provocar depresión. En la tartamudez suele existir una sensación de pérdida total de control asociada a no dominar una función esencial y cotidiana como es el habla.

Otro tipo de personas tartamudas son las que se niegan rotundamente a ser tartamudos. Cuando finalmente acaban aceptándola, se produce un alivio importante; pero no es una solución, porque si se tiene el concepto de “soy tartamudo” es porque se tartamudea sin remedio. Negarse a ser tartamudo favorece al problema, aceptarlo también; por eso,en el trabajo terapéutico se debe hacer que este problema no marque ni dirija en absoluto la conducta de la persona. La terapia cognitivo conductual de tercera generación permite afrontar esta ardua tarea. 


Es interesante saber que los tartamudos al cantar consiguen no tartamudear, esto es debido a que al cantar se interpreta lo que ya esta listo y no se procesa el habla. A continuación vamos a ver que tiene de diferente la tartamudez en el cerebro.

El hemisferio izquierdo controla el lenguaje/habla en un 97% de los diestros, pero hemisferio derecho controla el lenguaje en solo un 19% de los zurdos. Los demás tienen el lenguaje en el hemisferio izquierdo (68%), o en ambos. Hay alguna evidencia que sugiere que zurdos son más susceptibles a los problemas del lenguaje tales como tartamudez. 

En un experimento donde una persona es requerida a repetir el habla de otra persona y simultáneamente dar golpecitos con el dedo de su mano derecha o izquierda, la persona encontrará más difícil dar golpecitos con su dedo derecho que con el izquierdo; esto es por qué el dedo derecho compite con el lenguaje/habla por la “propiedad real” del hemisferio izquierdo del cerebro (recordar que el hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo).


INFORMACIÓN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...