jueves, 8 de diciembre de 2016

Los escritos aristotélicos.

Por Raquel Santos-Juanes.

Aristóteles, que nació en el siglo IV a.C en Estagira, Macedonia, es uno de los pensadores más importantes de la historia de la filosofía. Sus escritos se clasifican habitualmente en exotéricos y esotéricos. Los exotéricos se caracterizan por tratarse de diálogos, dedicados al público en general, a toda clase de oyentes. Por otro lado los esotéricos, recogían las explicaciones de las lecciones dadas en el Liceo.

La lógica y la gramática, la poética y la dialéctica, la física y la historia natural, la astronomía, la moral y la política, la sociología y la historia, la antropología y la cosmología y la metafísica, todo lo podemos encontrar tratado a fondo y de manera sólida en sus obras. Es por ello, que se puede decir que Aristóteles era una persona asombrada e interesada por el mundo que le rodeaba.

No obstante, no todas las obras han llegado hasta nosotros y el texto de algunas de las que han llegado ha experimentado notables trastornos. A esto se debe que en ocasiones sea complicado acceder a su verdadero pensamiento respecto de algunas materias lo que también se agrava debido al lenguaje que utiliza. Además, su investigación acerca de nuevas ciencias y conceptos no expuestos hasta entonces, le llevó a inventar nuevas palabras.

Una posible explicación histórica acerca de la desigualdad y alteración que se observa en sus obras podría ser la siguiente: Teofrasto, fiel discípulo, heredó de Aristóteles la dirección del Liceo y toda su obra y la trasmitió a su sobrino Neleo de Escepsis, el cual vendió una parte y escondió otra bajo tierra pues temía que los reyes de Pérgamo pretendieran apoderarse de ella sin pagar su justo valor. Tras varios años, los escritos fueron desenterrados y vendidos y su comprador Apelicón, que no tenía ni de lejos los conocimientos necesarios cambió por otros los fragmentos que se habían tornado ilegibles por el deterioro que habían sufrido al haber sido guardados subterráneamente. Apelicón trasladó los tratados a su biblioteca en Atenas. Sila en el 87 a.C asedió Atenas pero sin producir demasiados daños. Los soldados fueron saqueando de casa en casa hasta que encontraron a Apelicón refugiado en su biblioteca. Sila entendió el gran tesoro que allí se escondía y ordenó transportar los libros a Roma.
Por otro lado, Lúculo encontró manuscritos y copias de los escritos de Aristóteles en Amiso y los trasladó a su casa en Roma; no olvidó traer entre los prisioneros de guerra a Tiranión, un erudito griego formado en los principios de la filosofía aristotélica. Sila y Lúculo pusieron sus bibliotecas a la disposición de sus conocidos. Tiranión emprendió un método para poder leer y editar los textos pero antes de poder concluir su plan, falleció. En definitiva, las ediciones de Apelicón consiguieron arruinar decenas de libros y Tiranión tampoco llevó a cabo una buena edición lo cual dio lugar al principio de los malentendidos en torno a los estudios aristotélicos. Finalmente, Andrónico de Rodas, onceavo director del Liceo quiso establecer una edición definitiva de las obras de Aristóteles (y Teofrasto). Andrónico, que procuró fidelidad a Aristóteles, trató de distinguir aquello que realmente había sido escrito por él, desechando entre otros, el tratado Sobre la Interpretación y la parte final deCategorías. Clasificó los tratados según la materia, y se le atribuye el término de Metafísica para designar los tratados que trataban cuestiones que se encontraban más allá de la física tales como el ser, la materia y la forma o la potencia y el acto.

Por último, una clasificación bastante frecuente de algunas de las obras esotéricas de Aristóteles es la que viene a continuación.

Escritos teóricos

· Filosofía primera: trata de las realidades que se encuentran por encima de las físicas como la substancia, los primeros principios y Dios. Obra: Metafísica.
· Escritos relativos a la Naturaleza y el conjunto de realidades físicas o sensibles. Obras: Física y Sobre el Cielo.
· Estudio del alma en los seres animados: escritos de psicología. Obras: Sobre el alma.

Escritos prácticos y productivos

· Filosofía moral. Obra: Ética a Nicómaco.
· Filosofía política. Obras: Política y Constitución de Atenas.
· Ciencias poéticas, estudio de la poesía. Obras: Poética y Retórica.

Escritos de lógica: conjunto de obras que estudian cómo procede el pensamiento. Reciben el nombre de Órganon. Destacan:
Categorías
Analíticos primeros
Analíticos segundos
Tópicos

Fuentes de información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...