viernes, 18 de noviembre de 2016

Test de dibujos (4)


Por María Hernández, Naranco Álvarez, Elena Magadalena y Raquel Santos-Juanes.

1 ¿Qué son los tests proyectivos?

El test de la casa/árbol/persona/familia es un test proyectivo, a través del cual podemos realizar una evaluación global de la personalidad de una persona, su estado de ánimo, emocional, etc. La realización de dibujos es una forma de lenguaje simbólico que ayuda a expresar los rasgos más íntimos de nuestra personalidad. En definitiva, los tests proyectivos sirven para estudiar la personalidad de una persona. 

En un test proyectivo el sujeto “proyecta” de manera inconsciente sus ideas, deseos, conflictos, temores, etc. El test de casa-árbol-persona que nosotros estudiamos conjuntamente con la familia fue creado por John Buck (psicólogo estadounidense) en 1948. Con los dibujos recreamos cuál es la manera de vernos a nosotros mismos, así como la forma que verdaderamente nos gustaría ser. Cada dibujo constituye un autorretrato proyectivo a diferente nivel: 
  • La casa: simboliza la vida hogareña y las relaciones interfamiliares, situaciones personales con integrantes de esa familia, relación madre-hijo, sentimientos de apego, abandono, soledad, afecto, etc. En el test de la casa hay que tener en cuenta dos planos: el gráfico que representa el modo de hacer y el de contenido que se refiere al dibujo concreto.
  • La figura humana: este test nos permite profundizar e hipotetizar las capacidades y funciones cognitivas e intelectuales de la persona a través de las características del dibujo. Los dibujos de la figura humana representan una profunda e íntima expresión de la personalidad del que dibuja (sus impulsos, ansiedades, conflictos y compensaciones), ya que cuando un sujeto trata de “dibujar una persona” debe resolver diferentes problemas y dificultades buscando un modelo a su alcance. Suele realizarse acompañado del test de familia. 
  • El test de la familia creado por Porot en 1952, nos permite conocer cuáles son los lazos afectivos del dibujante, cómo es su relación con cada uno de los familiares que representa y también con aquellos que no dibuja, pues la ausencia de alguien de la familia puede decirnos tanto como la presencia. A su vez, también nos habla de cómo él percibe las relaciones entre sus familiares y la historia que hay detrás de ellos.
  • El test del árbol: Este test se usa en casos de violencia familiar y abusos infantiles. El árbol toma la personalidad del autor y nos deja contemplar la riqueza de su paisaje personal y sus matices. Es un lienzo único que refleja la verdadera esencia de quien lo ha dibujado.
Se trata de un test muy valioso porque puede aplicarse a personas de todas las edades, desde niños a adultos. Generalmente, se suele aplicar como parte de un conjunto de evaluaciones más amplio.  El procedimiento que se debe utilizar para su realización, es el siguiente:

  • Toma la primera hoja en blanco y dibuja una casa. Puedes hacerla como desees y tomarte todo el tiempo necesario.
  • En la segunda hoja, dibuja un árbol siguiendo la misma consigna.
  • En otra hoja, dibuja una persona. No importa el sexo de la misma.
  • En la última hoja, dibuja una familia. En general, no debes preocuparte por lo artístico de cada dibujo.
Validez de los tests: Pero, ¿realmente son útiles estos tests para determinar la personalidad o se trata de un engaño que nos aporta únicamente hipótesis no confirmadas y con una baja probabilidad de cumplirse? Pues bien, es importante tener en cuenta que los Instrumentos Proyectivos no escapan a la categoría de empíricos y por lo tanto motivan también al igual que el Psicoanálisis grandes discusiones. Se dice de ellos que su modalidad de interpretación es siempre "subjetiva" y por lo tanto no científica. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que las interpretaciones se basan en estudios estadísticos que determinan el porcentaje de casos en los que un elemento, rasgo o cualquiera sea de las características del dibujo se asocia con un aspecto de la psicología. La interpretación no es una ciencia exacta por lo que debemos ser prudentes en este aspecto, pero no dejemos llevarnos por la no exactitud de este método porque puede ser de gran ayuda y por supuesto muy preciso y válido, sobre todo si lo utilizamos y entendemos como parte de un proceso que incluye más evaluaciones. Además como nota, recordar que no hay ciencia con un nivel de confianza del 100%, siempre se habla de porcentajes, márgenes de error, errores máximos, intervalos de confianza, etc.

2. Test de la casa

DIBUJO 1

Se trata de una casa sencilla, casa de familia. Esto nos indica que se presenta cierto alejamiento de los vecinos. El sujeto trata de construir un refugio seguro para su familia. Intenta vivir solo con sus seres queridos, alejado del ruido y la contaminación. Además la presencia de un tejado simple quiere decir que se trata de una persona sin complicaciones y realista, tratando de hacer felices a aquellos que le rodean, especialmente a su parientes y amigos. El dibujo con jardín, denota una personalidad extrovertida, sensible y abierta a los demás.

La chimenea localizada en el tejado y las cortinas, que son un detalle de observación y buen gusto, indican que el sujeto no vive una vida carente de afectos, se trata de alguien que vive en un ambiente cálido y agradable. El tamaño de la puerta es grande, por lo que, es un sujeto hospitalario que se compadece de la necesidad ajena y abre la puerta de su casa a sus amigos acogiéndolos con placer pues le gusta la vida de contacto y de relación.

El humo se dirige hacia la derecha, consecuentemente, el sujeto es decidido, cree que el futuro tiene mucho para darle y no tiene miedo a avanzar hacia él. Es innovador y hace amigos con facilidad y el techo remarcado en el dibujo señala que el sujeto hace grandes esfuerzos por controlar su imaginación y mantenerla bajo control. 

Pero, sabe medir sus anhelos como nos muestran las cortinas que están abiertas. Por ello, podemos entender que se trata de alguien que actúa de forma moderada y controlada respecto a su entorno. 

DIBUJO 2

También se trata de una casa familiar, por lo que como en el caso anterior, el sujeto quiere construir un lugar seguro para su familia. La falta de un camino de acceso a la casa muestra que es sujeto no quiere ser molestado.

La ausencia de humo en la chimenea parece indicar que es el caso de una persona que a pesar de tener una familia bien formada está decepcionada, traicionada, desengañada lo que desemboca en alguien frío. Esto parece indicar lo mismo que la presencia de ventanas están completamente desnudas por lo que el sujeto actuará de manera descortés, sin tacto, con su entorno. Para acentuar su falta de compasión, tenemos un suelo que está muy marcado por lo que en el sujeto predomina sobremanera lo material, el dinero, la seguridad.

Se trata de una casa con techo muy pequeño y puerta entreabierta por lo que nos encontramos dentro de los límites normales de intelectualidad y ante un sujeto prudente y equilibrado. Por último, las paredes están hechas con líneas o trazos débiles lo que indica otro rasgo de la personalidad de este sujeto, que se corresponde perfectamente con todo lo anterior, que se trata de un sujeto que acepta su derrota fácilmente, que abandona su lucha sin realizar demasiados esfuerzos.

3. Test de la familia

DIBUJO 1

Es un dibujo más pequeño de lo normal lo que sería indicativo de una inexacta valoración de sí mismo y de sentimientos de inferioridad.

Está situado en el centro de la página, lo que nos indica objetividad, autocontrol, buen sentido de reflexión. 

Es un dibujo predominantemente de líneas curvas, nos habla de un niño mucho más sensible y afectivo.

Por la fuerza del trazo, vemos líneas que denotan inseguridad, en algunos casos incluso no borradas, esto nos indica que se trata de un niño que tiene muy en cuenta la opinión de los demás.

Los dibujos muy elaborados, con multitud de detalles en la ropa, hebillas… nos indica que se trata de un niño introvertido y fantasioso. Pero hay algo que llama notablemente la atención: las figuras, ninguna tiene manos, en el de la madre, directamente no aparecen. Es una omisión muy importante, puesto que el no pintar las manos es un símbolo claro de falta de cariño y de afecto en la casa. 

Otro detalle inquietante, los tres rostros sonríen, están "guapos" y sin embargo los ojos no tienen pupilas: nadie se mira en la casa, no hay comunicación. El hecho de que el padre sea el único con pupilas y manos puede indicar el niño lo considera más importante, lo admira, envidia o teme y, también, es con quien se identifica conscientemente o no.

Si nos paramos a analizar el dinamismo del dibujo, vemos que se trata de un dibujo eminentemente estático. Los personajes no están realizando ninguna acción ni se dirigen a ningún lugar. Otro símbolo claro de falta de afectividad.

DIBUJO 2

Por su parte los dibujos pequeños o muy pequeños, en especial, cuando aparecen en un rincón de la hoja, denotan sentimientos de indefensión, desvalorización, retraimiento, desazón, temor hacia el exterior, desconfianza, timidez. En casos extremos, posibilidad de trastornos emocionales, depresión, ansiedad.

El que el tamaño de su padre sea mayor que el del resto puede indicar que para el niño es una figura importante, a su vez la distancia entre el padre y el propio niño indica que es en sentido negativo (figura que es vista como dominante o autoritaria). 

Además, el que se dibuje al padre con la boca sombreada o se asocia con la agresividad, necesidad de marcar el propio terreno, sentimientos de opresión o rechazo. Los bigotes suelen aparecer en niños cuyos padres son figuras de autoridad, fuerza, son modelos a los que normalmente el niño respeta.

Por otro lado que a su hermana pequeña le falten elementos como la boca o la nariz puede indicar problemas emocionales, timidez, retraimiento, poco empuje.

4. Test de la figura humana

DIBUJO 1:

Se observa una figura de frente, pequeña, situada hacia la izquierda y bastante simétrica, lo que indica rigidez, que puede manifestarse como una defensa ante el medio ambiente; es una persona socialmente estable pero que quiere pasar desapercibido (evasión) y tiene una reacción bastante sumisa; sobrevalora el medio que le rodea. Esto se observa en su carácter introvertido e inseguridad. Además, esta persona ha ridiculizado al personaje que ha dibujado, lo que indica, como todo lo anterior, una evasión y una persona introvertida.

En cuanto a las características de la cara, se observa una cabeza bastante grande en comparación con el cuerpo, lo que se interpreta como una sobrevaloración de la inteligencia por frustración, aspiración intelectual frustrada y tendencias grandiosas. El pelo pincho y muy marcado, la omisión del cuello, la ausencia de pupilas y la presencia de dientes en la boca indican agresividad y poca habilidad para manejar impulsos. 

Los brazos están rígidos (aunque no se pueda apreciar en la imagen) a los lados y los dedos son cortos y redondos, lo que indica inseguridad y dependencia. Además el dibujo es delgado, y como ya he dicho, es pequeño, lo que nos indica un sentimiento de inferioridad.

Por último, aunque tampoco se puede apreciar en la foto, la persona que ha dibujado esto tiene tendencia a borrar, lo que se considera como una expresión de la ansiedad.

DIBUJO 2:

Se observa una figura de frente, centrada y con un tamaño bastante grande, lo que indica un deseo de enfrentamiento a las exigencias del medio ambiente y facilidad para adaptarse a él, es una persona socialmente estable y con equilibrio emocional. El dibujo es muy simétrico, lo que nos indica exhibicionismo y perfeccionismo, que también se observa debido a que la persona ha borrado en muchas ocasiones.

La cabeza es bastante grande en comparación con el resto del cuerpo, lo que indica intelectualización. En cuanto a los rasgos de la cara, cabe resaltar los labios, que están completos, lo que indica afeminamiento y la nariz, que aunque no se aprecie en la foto, es bastante elaborada, lo que puede interpretarse como una extrema atención a la opinión y a la sensibilidad. La forma del cuello indica que maneja bien su estado de ánimo, tiene control intelectual de los impulsos o la acción. 

Por último cabe destacar que el tronco es pequeño y delgado, lo que normalmente indica sentimiento de inferioridad, y también indica que se trata de una persona que está descontenta con su propio cuerpo. 

5. Test del árbol

DIBUJO 1

Según el análisis de este dibujo, la persona que dibujó el árbol tiene un sentimiento de superación a sí misma, esto nos lo indica el tamaño grande del árbol con respecto a la hoja.

El que la parte de abajo del árbol sea un poco más gruesa (aunque sea poca) nos indica que la persona es tranquila y materialista. Que el tronco esté recto quiere decir que se porta bien, sabe tener modales. 

Las ramas y ramificaciones delgadas significan sensibilidad y el que sean abiertas quiere decir que es una persona positiva que siempre toma las decisiones con iniciativa. El que estas ramas surjan del tronco quiere decir que el sujeto se está desarrollando, esto es propio de los adolescentes.

Que la copa sea grande indica extraversión, es decir, que no tiene problema para relacionarse con los demás y que les muestra sus sentimientos, también quiere decir que es una persona con imaginación, con interés por relacionarse con el mundo exterior, idealismo. Los trazos ondulados de la copa significan que el sujeto tiene paciencia, compresión y que le gustan las actividades tranquilas. Y por último el pájaro que le está dando de comer a sus crías significa que el sujeto tiene soporte afectivo, que se preocupa por los demás y que más probablemente sea una niña.

Este dibujo lo realizó Elena Magdalena en 1º de ESO, y se corresponde a como es, lo que me alegra saber que el test del árbol sí que funciona.

DIBUJO 2

El tronco recto significa que es disciplinado, que sabe controlarse. Al ser bajo quiere decir que es sencillo, modesto. Como el tronco es ancho proporcionado (con respecto al resto del árbol) significa seguridad en ti mismo, autocontrol, capacidad de planificación. Que este sea grueso indica que es firme, extroversión. El que sea abierto en la base significa impulsividad, inestabilidad emocional, agresividad.

Las ramas gruesas y proporcionadas respecto al árbol quieren decir seguridad, confianza en el futuro, ideas claras, constancia. Las ramas abiertas significan extraversión, tendencia a analizar el entorno con iniciativa. También (según forma del trazo) impulsividad. 

La copa proporcionada significa equilibrio entre introversión y extraversión, reflexividad, realismo, gusto por los detalles. La presencia de frutos y la flor es propia de personas con ganas de madurar, el deseo de dar y hacer felices a los demás, muy sociables, generosas y trabajadoras. Y por último la rueda que está colgada del árbol es propia del mundo infantil, humorismo, bromas, mordacidad.

6. Conclusiones

A pesar de que muchos psicólogos no utilicen este tipo de técnicas proyectivas, la realidad es que ofrece una importante información sobre la persona con la que vamos a trabajar, una información que normalmente es proyectiva e inconsciente y que se puede complementar con otro tipo de técnicas.

El psicodiagnóstico es una parte fundamental de cualquier tipo de terapia lo que resulta verdaderamente importante para saber con qué tipo de persona estamos trabajando y qué tratamiento sería el mejor para su persona

7. Bibliografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...