sábado, 19 de noviembre de 2016

El Partenón, no tan perfecto como creíamos

Por Elena Magdalena.

EL PARTENÓN

Este templo griego está situado en la Acrópolis en Atenas y estaba dedicado a la diosa protectora de la ciudad (Atenea). Sus arquitectos fueron Ictino y Calícrates, y construyeron este templo con el fin de albergar en su interior la enorme estatua crisoelefantina de Atenea. El Partenón es un templo record; las dimensiones (30,88 x 69,50 metros) le convierten en el templo más grande del universo griego realizado en estilo dórico.


LA IMPORTANCIA DE LA PERCEPCIÓN.

Para los arquitectos griegos el equilibrio y la armonía en las proporciones, el orden y la geometría eran una condición para construir un templo digno de sus dioses. Pero más importante que la perfección del resultado sería la percepción de este como tal, es decir, a los arquitectos griegos les importaba más la sensación que el resultado generaba en el observador al contemplar una obra. Por lo tanto, no es suficiente con crear un edificio bello, sino que además, este debe parecer bello. Heliodoro decía: “El objetivo del arquitecto es dar a su obra una apariencia bien proporcionada y recurrir en lo posible a medios correctivos de ilusión óptica, con vistas a un equilibrio simulado, ya que no fáctico, de medias y proporciones”
Las medidas del Partenón se basan en relaciones matemáticas Esta búsqueda de la belleza llevó a los griegos a realizar una serie de correcciones matemáticas (de las que hablaba Heliodoro) en sus templos para evitar que debido a las ilusiones ópticas, en el espectador se crearan unos efectos inexistentes en el edificio que hicieran que este no fuera comprendido de manera perfecta. Mediante el uso de efectos ópticos, se corregían los errores producidos por nuestra percepción y así los arquitectos del Partenón crearon una armonía visual.


EFECTOS ÓPTICOS.

  • El primer cambio consistió en abombarel estilóbato, es decir, que los lados se encuentran 11 cm. más bajos que la parte central (se puede ver en el dibujo 3 de la imagen a la derecha). Esto se debe a que el ojo humano percibe los elementos horizontales prolongados de un edificio ligeramente hundidos.
  • El arquitecto también realizó algunas modificaciones las columnas:  Por una parte, cuanto más nos alejamos del centro, más separadas están las columnas; esto se debe a que si la distancia fuera la misma entre todas las columnas, el ojo humano percibiría que cuanto más nos alejamos del centro el intercolumnio es menor. 
  • Además, también hizo las cuatro columnas de las esquinas del Partenón un poco más gruesas; ya que estas, debido a que reciben la luz con mayor intensidad, se verían más delgadas si tuvieran las mismas dimensiones que el resto de columnas. 
  • También inclinó las columnas ligeramente hacia dentro. Este cambio se realizó para eliminar la sensación de que el edificio se nos va a “caer encima” que tenemos cuando observamos un edificio de abajo arriba. 
  • Por último, ensanchó el fuste de las columnas 2 cm a un tercio de su altura (no son completamente rectas); ya que estas, al ser elementos verticales de gran tamaño, se percibirían con una ligera concavidad en el centro. 


































http://www.numerologiaholistica.net/2014/10/el-partenon-y-sus-proporciones/
http://queaprendemoshoy.com/la-arquitectura-griega-y-el-partenon-de-atenas-lo-que-no-vemos/
http://blogpartenon.blogspot.com.es/2011/11/efectos-opticos.html
http://www.guiadegrecia.com/atenas/partenon.html

1 comentario:

Lo más visto...