miércoles, 16 de noviembre de 2016

El discurso de Aristófanes.

Por Victoria Harris.

Este discurso pertenece a El Banquete, uno de los diálogos de madurez escritos por Platón. El Banquete es un diálogo platónico compuesto hacia el año 380 a. C. que versa sobre el amor. Aristófanes fue un comediógrafo griego, principal exponente del género cómico, a quien debemos este discurso, al que se debe gran parte de la fama de la que goza El Banquete. 

Resumen: Aristófanes comienza su discurso ensalzando la grandeza del amor y del Dios Eros. Según él, en la antigüedad existían 3 tipos de sexos: el masculino (procedente del Sol) el femenino (procedente de la Tierra) y un tercero, que lo llama andrógino (procedente de la Luna) que deriva del masculino y femenino.

Mediante un mito explica que los antiguos tenían mucho orgullo e intentaban atentar en contra los dioses. Los seres eran redondos, tenían cuatro piernas, cuatro brazos, cuatros orejas etc. Y como solución Zeus decide dividir a cada ser en dos para debilitarlos. Después de dividirlos mandaba que se les diera la vuelta a su rostro para que los humanos vieran su fragilidad y los hiciera más modestos. Desde entonces cada ser intenta encontrar su otra mitad, cada persona anhela y desea encontrar a su mitad para volver a sentir la plenitud, pero de esta manera los humanos se morían y nacían de la tierra. Zeus ideó un plan, cambiar de lado los genitales para que pudieran reproducirse y dejar descendencia, solo cuando se unen mujer y hombre. En el caso de hombre con hombre y mujer con mujer, habría abundancia del contacto,se relajarían y seguirían con su vida. Así explica cómo comenzó el deseo de todo ser humano por otro, trata de hacer un solo ser de los dos y curar la naturaleza humana. Aristófanes dirá que eso es el amor, el deseo y búsqueda de ese todo.

Conclusión: El amor no distingue de razas, edades, sexos, etc. Es un sentimiento, por el que el hombre debe guiar su vida y no por la atracción sexual, como explica Aristófanes mediante el mito, el ser siempre está en búsqueda de su otra mitad. La idea de amor siempre va unida a la idea de bien, ya que si existe amor no puede haber mal, si se da esta situación ya no se referirá a amor verdadero. El discurso de Aristófanes, prescinde de la presencia del amor en el resto de la naturaleza y se centra al amor erótico, al exclusivo aspecto del deseo de unión con otro. Es cierto que necesitamos el contacto físico con el otro: incluso al amigo lo abrazamos, necesitamos tocarlo. Es como nos sentimos sin el otro: como un cuerpo que ha perdido una mitad, como un ser incompleto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...