martes, 25 de octubre de 2016

Materialismo eliminativo.

Precisamente, la teoría reciente más famosa y polémica, que radicaliza las tesis materialistas, ha sido el eliminativismo, según el cual, no se trataría de reducir los estados mentales a estados físicos, sino sencillamente de eliminarlos: solo hay estados físicos. Esta teoría defiende pues el monismo más extremo.

Paul Churchland es el principal representante de esta corriente. Considera que la creencia popular en la existencia de la mente es una teoría primitiva precientífica y que los estados mentales de los que hablamos en el lenguaje ordinario (creencias, deseos, sentimientos, intenciones) no existen realmente. Tal psicología del sentido común o "psicología popular" debe ser sustituida por una neurociencia estricta, que parta de la idea de que las actividades cognitivas son en última instancia actividades del sistema nervioso. 

Propone una inversión del procedimiento habitual de la investigación de los procesos cognitivos (aproximación de arriba abajo) que parte de las actividades cognitivas de los seres humanos (pensar, hablar, recordar, aprender, etc.) y luego indagan las operaciones cerebrales que pueden producirlas, por una aproximación de abajo arriba: empezar por comprender el comportamiento físico, químico, eléctrico y de desarrollo de las neuronas y sólo después tratar de comprender lo que sabemos intuitivamente sobre nuestras actividades cognitivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...