lunes, 20 de junio de 2016

¿Qué significa ser ciudadano?


Por Elena Magdalena.

Lo primero de todo es que no debemos confundir los distintos significados de la palabra ciudadano.
  1. Natural o vecino de una ciudad.
  2. Perteneciente o relativo a la ciudad o a los ciudadanos.
  3. Persona considerada como miembro activo de un Estado, titular de derechos políticos y sometidos a sus leyes. Miembro de la comunidad organizada de un estado que posee unos derechos y está obligado a cumplir unas normas y deberes
La primera y la segunda se refieren simplemente a una persona que habita en una ciudad, que pertenece a esa comunidad, y es un ciudadano de esa ciudad. La última acepción es más difícil de concretar a qué personas se refiere. A lo largo de la historia, el concepto de ciudadano ha ido cambiando mucho, se ha ido modificando:

Para los griegos, ser ciudadano significaba tomar parte en la vida política de la comunidad a la que pertenecían. Este derecho de participación en la administración del gobierno y la justicia no lo tenían las mujeres, los esclavos ni los extranjeros; sólo lo tenían los hombres libres que habían nacido en la ciudad.

En Roma, el concepto de ciudadano era un poco más amplio; era ciudadano todo aquel que viviera en la ciudad, de un padre y madre que fueran ciudadanos. Estos ciudadanos tenían ciertos derechos y deberes; y dependiendo de las personas, había distintos grados de ciudadanía con distintos privilegios.

Fue en la Revolución Francesa cuando más se amplió el término; para entonces, todos los hombres nacidos en el país, sin importar su condición social (exceptuando a los criminales) se consideraban ciudadanos.

Por supuesto, las mujeres no se consideraban ciudadanas. Cuando se habla diciendo que todos tenían ciertos privilegios, se refiere exclusivamente a hombres. Las mujeres no consiguieron tener esos derechos hasta mucho más adelante, e incluso en algunos países hoy en día, todavía no lo han conseguido (cosa que me parece muy injusta, puesto que hombres y mujeres son igual de humanos, por lo que deben tener los mismos derechos).

En mi opinión cada vez el concepto de ciudadano se va haciendo más justo. Cada vez se va incluyendo a más gente dentro de ese término sin excluir a los que deberían tener unos derechos al igual que el resto de la sociedad.

Pienso que un ciudadano debería ser cualquier persona que vive en un país, independientemente de donde haya nacido, de la clase social a la que pertenezca, de si es hombre o mujer… Con cualquier persona me refiero a trabajadores, mendigos, criados, personas nacidas en el país o extranjeros, mujeres, hombres… Por supuesto, cuando hablo de extranjeros, me refiero a los que viven en ese país por un largo período de tiempo; un chino que venga a España de vacaciones para dos meses, no puede tener el derecho a la participación en la vida política, ya que no tiene sentido que vote unas leyes si dentro de unas semanas se va a marchar y no va a estar sometido a ellas; eso sería injusto para los ciudadanos españoles, que sí que tendrán que cumplirlas.

Si una persona vive en una comunidad y está sometida a una serie de leyes y normas, al igual que el resto de gente que vive en ella, debería poder participar en la elección de esas leyes, debería poder decidir el partido político que quiere que la represente… No sería justo tener sólo obligaciones que cumplir pero ningún derecho a cambio (que es lo que ocurría por ejemplo con los esclavos en la antigüedad, que tenían que hacer caso a sus dueños pero no tenían derechos). Por otro lado, tampoco sería justo que una persona exija los mismos derechos que todo el mundo pero sin embargo no cumple las normas, no vale pedir y no dar nada a cambio.

Por lo tanto, para mí, el ciudadano serían todas las personas que bien en un país, que están establecidas en él. Estas personas tienen derechos, como el derecho a participar en la política y en la toma de decisiones, también tiene derecho a la protección por parte del estado y también debe ser libre (siempre y cuando esta libertad no perjudique a las demás personas), pero también tienen unas obligaciones que cumplir necesariamente. Las personas que no considero ciudadanos no quiere decir que no tengan ningún derecho, ya que todas las personas del mundo sin importar el país o la raza, deben tener derechos; pero no serían los mismos que los de los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...