martes, 14 de junio de 2016

Grandes pensadores del siglo XX: Edgar Morin



En esta oportunidad vamos a poder recorrer el pensamiento agudo, profundo y complejo de un hombre totalmente atravesado por las transformaciones de su época. Aquel que desplegó una obra laberíntica, que no simplemente ancló en las ciencias sociales, en la filosofía, en la historia de la ideas, sino que intentó establecer, una relación clave y desiciva entre ese mundo propio de las ciencias humanas con las ciencias de la vida. 

Edgar Morin construyó una obra que comienza con "El paradigma perdido: La naturaleza del hombre" y termina con "Tierra Patria", donde la indagación y su preocupación principal, es romper con los prejuicios y las separaciones, entre biología y cultura, entre ciencias de la naturaleza y ciencias sociales, demostrando que somos no solo cien por ciento seres naturales, sino que también somos cien por ciento seres culturales, de que no somos pura simplicidad y trasparencia, siendo imposible construir una mirada absolutamente objetiva de la vida de la naturaleza, y de la vida de lo humano, que el conocimiento es complejo y caótico, donde existe una relación permanente entre el orden y el desorden. Que si queremos preguntarle a la naturaleza por su funcionamiento, tenemos que ser capaces de eludir la tentación de la cientificidad, de la objetividad, y descubrir que en la pregunta por la vida, la sociedad, el hombre, la política o las mismas ideas, hay siempre subjetividad, conflicto de interpretaciones, diversidad de miradas. Todo aquello que convierte la escena de lo humano en complejidad. 

Los lenguajes que viajan indagatoriamente hacia ese registro de la vida, tienen que ser capaces de introducir en su mirada del mundo, la complejidad, la diversidad, y tambien lo laberíntico y lo caótico. Edgar Morin, en sus años juveniles participó activamente de la militancia política, siendo parte del proceso histórico donde también después, muchos intelectuales, irían rompiendo con el modelo estalinista francés, e iniciarían su propio camino, su propio recorrido, su propia manera original de ver las cosas.

Fuente: AdonayComplexus

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...