sábado, 25 de junio de 2016

Características básicas del racionalismo.


La revolución científica también va a tener su reflejo en la filosofía. Va a nacer una nueva forma de hacer filosofía: el racionalismo, comenzando, de este modo, lo que tradicionalmente se ha llamado “filosofía moderna”. El racionalismo surge, como filosofía en el siglo XVII; este siglo recibe todo lo acontecido en los dos últimos, el derrumbamiento de la astronomía aristotélica, el derrumbamiento del orden social, el nacimiento de un nuevo tipo de saber: la nueva ciencia, la decadencia de la teología como herramienta para el conocimiento... no es de extrañar que surja un nuevo espíritu dominado por una CONFIANZA PLENA EN LA RAZÓN HUMANA. Podríamos definir el RACIONALISMO como la actitud humana que concede un papel principal a la razón como fundamento del conocimiento y la actividad del hombre. En este sentido vago o genérico, está claro que ya antes de Descartes existieron filósofos racionalistas: Platón sin ir más lejos. Sin embargo, también podemos entender Racionalismo en un sentido más restringido como una corriente filosófica que tiene lugar en el continente europeo durante el siglo XVII, cuyos máximos exponentes son Descartes, Spinoza y Leibniz, que comparten una serie de características comunes:

A)    La autonomía de la razón. Los racionalistas afirman que la razón ha de ser autónoma, esto es, libre para indagar o investigar. La etapa anterior, la escolástica, se caracterizaba por una sumisión de la razón a la fe. En caso de conflicto la razón debía retroceder pues la verdad estaba siempre del lado de la fe. Algunos racionalistas, como Spinoza, entrarán en conflictos con la Iglesia, otros, como Descartes, no. En todo caso todos ellos afirmarán la autonomía y capacidad de la razón para alcanzar la verdad.
B)    La primacía de la razón frente a los sentidos. Descartes mantenía que  la información que nos suministran los sentidos puede ser confusa y, en última instancia errónea. Los posteriores racionalistas estuvieron conformes con el diagnóstico cartesiano.
C)    Los racionalistas proponen como modelo de ciencia a imitar las matemáticas. Dos características destacan de la ciencia matemática: la certeza y el carácter estrictamente racional de sus proposiciones. Los racionalistas intentarán construir una filosofía que reúna estas características.
D)    La utilización del método deductivo. La deducción es un procedimiento discursivo, un razonamiento, que va de lo general a lo particular (al contrario que la inducción) Los matemáticos, más concretamente los geómetras, parten de un reducido número de proposiciones que denominan axiomas y que consideran verdades evidentes y avanzan, conforme a determinadas reglas, hasta otras proposiciones no evidentes, los teoremas, cuya verdad descansa en los axiomas. Ahora bien ¿Cómo conocemos la verdad de los axiomas? No mediante la experiencia pues esta es contingente y particular, mientras que los axiomas son universales y necesarios. Conocemos los axiomas por intuición: la razón no puede hacer otra cosa que asentir ante ellos; por ejemplo, el teorema de Pitágoras debe y puede ser demostrado, en cambio una proposición del tipo: “a+b=b+a” es una proposición que la razón intuye como verdadera, que sirve para demostrar la verdad de otras proposiciones más complejas, pero que ella misma es indemostrable.
E)    Los racionalistas sostienen que en nuestra razón hay ideas innatas, que no proceden de la experiencia y son necesariamente verdaderas. El conocimiento y la verdad son objetivos que pueden ser alcanzados porque partimos de un terreno firme y seguro, un reducido número de ideas innatas cuya evidente verdad no puede ser puesta en duda.
F)    Aspiración a una ciencia única. La razón es una, la misma para todo el género humano, la realidad también es una, por tanto la ciencia ha de ser una. Para los racionalistas no tiene sentido que cada ciencia vaya por su lado, no es correcto que cada ciencia establezca sus principios. El método científico ha de ser uno, ¿Cuál? Aquel que ha demostrado su solvencia, el que ha dado mejores frutos: el método deductivo de la geometría. Comenta Descartes en un conocido símil que el conocimiento humano es como un árbol: las raíces serían la metafísica, el tronco la física y las ramas las distintas ciencias (incluidas las ciencias humanas).
G)   Dogmatismo. Kant acusará a los racionalistas de ser dogmáticos, es decir, de no poner límite alguno a la capacidad de la razón para alcanzar el conocimiento. Con el racionalismo el orgullo de la razón alcanza su cima: nada escapa al análisis de la razón, ninguna realidad, por muy excelsa que sea (Dios, Verdad, Bien...) esta más allá de la capacidad de la razón. Todo puede ser conocido si empleamos el método adecuado.

H) Afirmarán que existe una correspondencia entre el PENSAR y el SER. Los racionalistas sostienen que la realidad es, en último término de carácter racional, es decir, que la realidad cumple con las mismas leyes que cumple nuestro pensamiento (ley de identidad, de no contradicción, de tercio excluso... etc). Como veremos, este va a ser uno de los principales problemas que tengan los racionalistas: JUSTIFICAR QUE FUERA DE LA MENTE OCURREN EXACTAMENTE LAS MISMAS COSAS QUE DENTRO DE ELLA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...