lunes, 16 de mayo de 2016

Los guaraní.

Por Nestor Vazquez.

Los guaraní o avá (que significa hombre), son un grupo de pueblos indígenas sudamericanos que se ubican geográficamente en Paraguay, noreste de sur y suroeste de Brasil y sureste de Bolivia.

Son el pueblo indígena más numeroso del planeta, hay unos 50.000 solo en Brasil. Son clasificados como tribus porque están organizados en grandes poblados, aunque estos se ven forzados a llevar una vida nómada como ocurría en las bandas porque necesitaban mucho espacio para sus grandes cultivos además sus creencias religiosas les obligan a practicar el nomadismo. 

Los guaraníes se dividían en cinco grupo que solían estar separados por accidentes geográficos (ríos, montañas) y marcaban unos territorios, y en ocasiones había pequeñas guerras entre los diferentes poblados para tener acceso a los bienes. Estas tribus se vieron asoladas con la conquista del imperio español y portugués que, como siempre, se aprovecharon de muchos de sus habitantes que fueron utilizados como mano de obra, de sus suministros y sus pequeñas riquezas... obligando a los poblados a desplazarse a otros lugares más aislados y seguros.

Más adelante (en el siglo XIX) nuevos tratados entre España y Portugal dieron un giro en la vida de los guaraníes, ya que los grandes imperios descubrieron la plata en muchas zonas habitadas por guaraníes, como consecuencias los imperios los aislaron más aun para evitar posibles colonizaciones y a otros los tomaron de mano de obra. A comienzos del siglo XX se continuó con la expropiación de las vidas de los guaraníes, hasta que finalmente Brasil  aprobó un tratado que impedía la expropiación de estos y les otorgaba cierta protección. 

Este es claro ejemplo como los Estados buscan solamente la riqueza para ellos mismo sin importarle la vida de los demás, mientras que las pequeñas organizaciones (tribus, bandas, jefaturas) solo intentan sobrevivir con los pocos recursos que son capaces de conseguir. Estos lugares de reserva (artificiales), en los que estaban confinados los guaraníes, tuvieron nefastas consecuencias para su supervivencia social (ya que, como ya sabemos, el aumento de la densidad de población da lugar a un aumento de problemas interpersonales) y también para su integridad física debido al escaso espacio, alimento...

Aquí también queda claro que el Estado no puede convivir con otras organizaciones, ya que su gran egoísmo le obliga a someter a las demás organizaciones que estén por debajo de él hasta su extinción.


Los guaraníes quedaron sin hogar debido a la fuerte deforestación de sus bosques, por parte de las grandes empresas madereras. Ya a partir del 1980 los guaraníes comenzaron a organizarse quizás de una manera más estatal, es decir no con el único fin de sobrevivir sino con el fin de vivir mejor, y reivindicaron sus antiguos territorios. Actualmente estas tribus están en grave peligro de desaparición debido a la falta de tierras, a la desnutrición y a las enfermedades que trajeron los españoles, para las que estas tribus no estaban preparadas, como por ejemplo la tuberculosis... También la explotación forestal de los grandes Estados está reduciendo su espacio vital. Los terratenientes en conquista de nuevos territorios para la expansión de sus cultivos van reduciendo así su número hasta 7000 habitantes repartidos de diferentes poblados.

Además su actual economía, al estar basada en la agricultura, no es una tradición compatible con la vida nómada que estaban acostumbrados a llevar, sumándose así otro problema más. Tradicionalmente practicaban la pesca y la caza para poder alimentarse. El río era, por tanto, uno de sus mayores recursos económicos.

La presencia de rituales y diferentes creencias dan cierta identidad al grupo y algo por lo que luchar a estas tribus para sobrevivir, aunque, a pesar de ello, el índice de suicidios es bastante elevado entre sus habitantes

Nos ha quedado claro que el Estado no es que sea bueno o mejor que otras organizaciones, simplemente que es necesario para poder sobrevivir y darnos una seguridad relativa. Vivir en otro tipo de organización inferior al Estado en presencia de uno de estos, sería un error o un paso atrás y nos veríamos obligados a estar sometidos a él, ya que si el propio Estado somete a sus ciudadanos lo que hará con sus "rivales" no será menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...