lunes, 9 de mayo de 2016

Locke: el contractualismo liberal.

Locke, filósofo inglés (1632, 1704), padre del liberalismo y del empirismo, fue uno de los primeros en proponer el contractualismo como modo de legitimación de la autoridad. Como casi todos los ilustrados, parte del iusnaturalismo (1), es decir, de la idea de que el ser humano posee una serie de derechos naturales por el mero hecho de ser hombre; tales derechos son, según el filósofo inglés, fundamentalmente tres: la libertad, el derecho de autodefensa y el derecho a la propiedad. Según él todos los hombres tenemos el derecho de defendernos, a nosotros mismos y a nuestros familiares, de cualquier agresión. Además de esto, también tenemos derecho a poseer propiedades; este derecho lo fundamenta Locke en el trabajo: el hombre tiene derecho a apropiarse de los frutos de su trabajo y disfrutarlos para sí y para los suyos.

A partir de estas dos ideas Locke va a justificar el Estado liberal como modo de legitimación de la autoridad. Según el inglés, en la hipotética situación del Estado de Naturaleza, cuando no existía ningún gobierno ni ninguna ley, estos derechos se veían continuamente avasallados. No se da, como sostenía Hobbes, una guerra de todos contra todos, pero sí una situación preocupante de inseguridad. Por esta razón, los hombres se ven en la obligación de organizarse y constituir un gobierno que promulgue leyes y proteja a los ciudadanos. La idea es que los individuos establecen un pacto libre por el que ceden uno de sus derechos a una autoridad legítima. El derecho que ceden es el derecho de autoprotección, pero siguen conservando para sí el derecho a la libertad y a la propiedad. De esta forma el gobierno tiene como misión fundamental proteger la integridad física de todos los ciudadanos y sus propiedades. Los ciudadanos renuncian a tomarse la justicia por su mano, confiando en la protección del Estado (a través de leyes, policía, ejército...etc), pero siguen conservando su libertad y el derecho a la propiedad privada.

Las ideas de Locke son el origen de las ideas liberales que tanta importancia van a tener en el desarrollo de las democracias occidentales.

1 La teoría que defiende que todos los seres humanos poseen ciertos derechos naturales por el mero hecho de ser “Hombres” se denomina “IUSNATURALISMO”. Prácticamente todos los filósofos ilustrados fueron iusnaturalistas, todos defendieron la existencia de ciertos derechos naturales en el hombre: el derecho a la libertad, el derecho a la propiedad privada, el derecho a defenderse... etc. Estos derechos están sustentados sobre la idea de “racionalidad”, que nos muestra que todos los hombres somos iguales por naturaleza: según los ilustrados, todos los hombres poseen una misma razón y todos tienen la misma posibilidad de buscar, mediante su uso, lo que es mejor para ellos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...