viernes, 13 de mayo de 2016

La fábula del oso amigo del hombre.

“En el fondo querría el Estado defender desde el principio, de la mejor manera, al individuo contra los mayores peligros y querría hacer bien las cosas. Pero el resultado es que amenaza con asfixiar al individuo. Por esta razón conviene recordar la fábula del oso amigo del hombre: el hombre dormía; el oso, amigo del hombre, vigilaba su sueño. Una mosca se posa en la frente del hombre. El oso no puede consentir esa perturbación en el sueño del hombre, su amigo. Con su garra espanta a la mosca, pero con ello aplasta la cabeza del hombre.” 
Ortega y Gasset, Individuo y Organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...