lunes, 30 de mayo de 2016

El velo de la ignorancia.

“En lugar de suponer que el concepto de lo correcto, y de ahí el concepto de justicia, no es sino la extensión de la opción de un individuo a la sociedad entera, la doctrina de contrato supone que los individuos racionales que pertenecen a la sociedad deben escoger juntos, en un solo acto conjunto, lo que entre ellos ha de contar como justo o injusto. Ellos tendrán que decidir, de una vez por todas, cuál ha de ser su concepto de justicia. Se considera que esta decisión se toma en una situación inicial debidamente definida, una de cuyas características importantes es que ninguno conoce su situación en la sociedad, ni siquiera el lugar que ocupa en la distribución de talentos y habilidades naturales. Los principios de justicia a los cuales todos quedan sujetos para siempre se escogen en ausencia de esta clase de información precisa. Un velo de ignorancia impide que alguno esté en ventaja o en desventaja por las contingencias de clase social y de fortuna; de ahí que los problemas de negociación que surgen en la vida diaria debido a la posesión de este conocimiento no afecten la elección de principios.” 

J. Rawls, Justicia distributiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...