viernes, 13 de mayo de 2016

Derechos de los animales y clase social.

“En el estrato social inferior (del que hemos creído escaparnos los últimos años) no caben las discusiones metafísicas acerca de los límites del hombre cuando ejerce su derecho sobre otros animales. Hay lo que hay. No aparece el reino moral por ninguna parte. Estás abajo porque no te has desanimalizado lo suficiente. Los de abajo se plantean, más bien, estrategias laborales, cuestiones de método, maniobras que aumentan la eficiencia con menor derroche energético. Se mueven en el plano de la técnica, la mera búsqueda de resultados con menor esfuerzo: empirismo: cómo hay que atarle las alas al pato para que no se mueva cuando lo sacrificas, de qué manera asestarle al conejo el cachete en el cogote para que muera al primer intento, con qué inclinación hay que clavarle al puerco el cuchillo en el gañote para que el chorro de sangre caiga en el caldero preparado por la mantacera, que contiene la cebolla bien picada, y el pimentón, todo apunto para elaborar las morcillas. Ningún rico medianamente inteligente practica el asesinato. Ellos no son psicópatas. No tienen por qué serlo. Para eso, para matar y sufrir psicopatías, tienen a sus empleados.”

Rafael Chirbes, En la orilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...