viernes, 22 de abril de 2016

Teorías acerca del amor.

Por Naranco Álvarez

Teoría de Helen Fisher.

Una investigación reciente en neurología reveló que todos tenemos capacidad para poder olvidar un amor. Una de las responsables de la investigación, la antropóloga Helen Fisher, explicó que su equipo analizó el comportamiento cerebral de una persona súper enamorada. Descubrieron que el amor intenso activa un área del cerebro conocida como núcleo accumbens, asociada con la recompensa, con el placer y hasta con el vicio. Este mismo lugar del cerebro es el que se activa cuando un alcohólico sabe que está a punto de beber.

Fisher recomienda que, si deseas olvidar a una persona, debes tratarla como un paciente que quiere dejar un vicio y deshacerte de todo lo que pueda recordarte a él/ella. Es la misma lógica del alcohólico que, si quiere dejar de beber, debe tirar la botella de alcohol.

Fisher también investigó sobre por qué amamos, cómo elegimos pareja y qué le pasa al cerebro enamorado para que el más cuerdo se vuelva loco. 

Según ella a medida que crecemos elaboramos un perfil inconsciente de lo que vamos a buscar como, por ejemplo, de la experiencia de nuestros padres, del colegio, de nuestros amigos, de lo que vemos en la tele... Y cuando estás en el momento adecuado y encuentras a la persona que encaja en ese perfil, los circuitos cerebrales pueden ponerse en funcionamiento y se desencadenan las reacciones químicas. Los hombres se guían por la belleza y la juventud, se fijan en el amor con los ojos mientras que las mujeres se guían por la riqueza y la buena posición pero se fían más en los detalles y en la palabra. En conclusión, la forma en que nos sentimos al enamorarnos funciona con la química de los circuitos cerebrales. Helen puso carteles por la Universidad Rutgers, en New Jersey: "¿Acabas de enamorarte locamente?" Con 839 voluntarios de diferentes edades, razas y condiciones que pasaron por la resonancia magnética nuclear y demostró que el amor es universal y casi no se diferencia de unos a otros. 

Vió las imágenes del cerebro enamorado con las regiones activas iluminadas de amarillo brillante y naranja. En esa zona había una gran actividad del flujo sanguíneo, y comprobó las sustancias que había en ella. Descubrió dos regiones muy activas: el núcleo caudado, una primitiva región en forma de C relacionada con la excitación sexual, las sensaciones de placer y la motivación para lograr recompensas. La otra era el área tegmental ventral, donde se encontraban las células que producían dopamina. 


La dopamina además de aumentar el nivel de testosterona (la hormona del deseo sexual), está asociada con una gran capacidad de concentración, euforia y dependencia, que son síntomas de adicción. Las otras sustancias que se detectaron producían el "colocón" del enamorado, fueron la norepinefrina, que produce euforia y pérdida del apetito, y la serotonina que tiene que ver con la obsesión de estar con el amado.

Robert Sternberg y la teoría triangular del amor.

Olvidar un amor es una de las cosas más difíciles de lograr, pero no es imposible. Quien investigó esto fue el psicólogo de la Universidad de Oklahoma, en los Estados Unidos, Robert Sternberg. Según Robert, si no puedes dejar de pensar en la persona amada, debes tratar de recordar sus peores defectos. También dice que debemos mantenernos ocupados para no remover entre los recuerdos de nuestro cerebro y pensar en lo que haces. Su teoría triangular dice que el amor esta compuesto por: la intimidad, pasión y compromiso.

  • La intimidad sería el componente de vínculo, conexión, de compartir los sentimientos con el otro.
  • La pasión sería el deseo de unión con el otro, expresión que necesita algunas necesidades personales como el autoestima, satisfacción sexual, etc.
  • El compromiso es la decisión firme de permanencia junto a esa persona, de continuar con la relación de forma indefinida o permanente.

Según él, el amor completo sería aquel que tuviese los tres componentes y por ello tendría más posibilidades de perdurar en el tiempo que un amor que solo tuviese uno o dos componentes, aunque también podría darse el caso de que uno de los componentes saliera mal o no se pusiese mucho interés sobre él. Sternberg afirma que mantener un amor ideal puede ser aun más difícil que construirlo. 

Teoría de Thomas Lewis.

El psiquiatra de la Universidad de San Francisco, Thomas Lewis, afirma que el amor, como el alcohol, forma parte de un proceso en el que se incluye la intoxicación, esto se confirmó en investigaciones de neuroimagen. Thomas descubrió que cuando una persona está enamorada, algunas zonas del cerebro son suprimidas: las responsables por los juicios críticos y por emociones negativas, y por ello la persona enamorada no se dará cuenta del daño que le está haciendo ese amor. Según esta teoría la frase 'el amor es ciego' tendría mucho sentido.

Lewis cree que en un futuro tendremos “neuroinhibidores”, para evitar que nos enamoremos o interrumpamos un amor en proceso. Según él, es posible pensar en ello, ya que hoy en día existen sustancias que permiten al alcohólico olvidarse del alcohol, entonces ¿Porque no pensar en sustancias que permitan olvidar al enamorado su amor?

Lewis afirma que enamorarse tiene dos componentes: la atracción sexual que seguramente tenga una base química y la compatibilidad emocional entre dos personas cuyos sistemas emocionales formados desde la infancia coinciden fuertemente. Cuando estas dos cosas se juntan tiene lugar una reacción explosiva en el cerebro que hace que la persona entre en ese estado eufórico e incluso delirante que sería el enamoramiento.


También afirma que no hay nada que una persona pueda hacer para “desenamorarse” de alguien de la misma forma que no hay manera para que una persona ebria se mantenga sobria.

En conclusión, Lewis no cree que las personas sean capaces de desenamorarse, ve esto como algo imposible o demasiado difícil y lo compara con un drogadicto y la droga, con un alcohólico y el alcohol, solo cree que seamos capaces de desenamorarnos a través de medicamentos de los que supuestamente dispondremos en el futuro. 

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...