jueves, 21 de abril de 2016

Psicoanálisis (X): La libre asociación de imágenes.


En la libre asociación se pedía al paciente que se relajase en el diván y fuese diciendo todo lo que le venía a la mente. Dejando el pensamiento al libre curso de sus asociaciones, se llegaba antes o después al conflicto inconsciente causante de los síntomas. Poco a poco siempre irá a parar a los mismos temas y obsesiones. Pero aunque tenga buena fe siempre hay tabúes y autoengaño, cuando se acerca mucho al problema que generó la neurosis, porque recordarlo es doloroso, surge un mecanismo de defensa, la resistencia.

Para vencer la resistencia el terapeuta se pone en el lugar del paciente, le da confianza, comprensión para intentar generar lo que se denomina transferencia: El enfermo proyecta sobre el analista fantasías y pensamientos que tienen que ver bastante con las experiencias pasadas que generaron el conflicto. Con el analista reproduce las mismas relaciones que tuvo o tiene con quien tuvo o tiene el problema. La transferencia es una de las claves dentro del proceso de asociación de ideas para la terapia psicoanalítica.

La terapia supone una interpretación de los datos, como recomponer un puzzle con piezas sueltas y simbólicas que el paciente nos va dando. A través de la transferencia se recrea la génesis y las subsiguientes elaboraciones de la enfermedad y se reavivan las emociones enterradas que son transferidas al terapeuta (éste ha de dosificar la recuperación porque si es demasiado rápida o fuerte provoca exceso de angustia)

El objetivo fundamental es que sea el paciente el que llegue por sí mismo a sus propias conclusiones, que lo descubra él mismo, aunque con ayuda del terapeuta. De tal manera que una vez comprendido el problema el paciente pueda reestructurar la solución neurótica y cambiarla por otra más sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...