viernes, 29 de abril de 2016

Demorarse en lo bello.

"La tarea del arte consiste en la salvación de lo otro. La salvación de lo bello es la salvación de lo distinto. El arte salva lo distinto “resistiéndose a fijarlo a su estar presente”. Siendo lo enteramente distinto, lo bello cancela el poder del tiempo. Precisamente hoy, la crisis de la belleza consiste en que lo bello se reduce a su estar presente, a su valor de uso o consumo. El consumo destruye lo otro. Lo bello artístico es una resistencia contra el consumo."

Byung-Chul Han, La salvación de lo bello.

El rapto de Proserpina, de Bernini

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...