lunes, 14 de marzo de 2016

Omphalos.

Por Marco Antonio Fernández

Saber de dónde venimos, cómo es posible que estemos aquí… son preguntas que desde siempre nos hemos formulado. La teoría mas extendida sobre nuestro origen es la Teoría de la Evolución. Pero esta teoría no estuvo siempre defendida, y en la actualidad hay también muchos filósofos que la intentan refutar. Antes la teoría creacionista, Dios lo creó todo, era como la Evolución en la actualidad; pero había gente que no la aceptaba. A medio camino entre la Evolución y el Creacionismo se encuentra la teoría propuesta por Philip Henry Grosse descrita en su libro Omphalos. Philip fue un historiador natural británico, e intentó por todos los medios reconciliar la literalidad bíblica, del libro del Génesis, con el uniformitarismo. La obra Omphalos en la que el describe su hipótesis, fue publicada justo dos años antes de la publicación de El origen de las Especies. En Omphalos expone la idea de que el universo se creó en seis días, 4000 años antes del nacimiento de Cristo. Pero también se daba cuenta de que los fósiles y las plantas, daban información de que el mundo había existido antes de la aparición de Adán y Eva sobre la tierra. Para resolver este problema formuló la siguiente hipótesis: Si Dios había creado a Adán y Eva con ombligo, simulando un parto que nunca se realizó pudo haber creado también un registro de la historia que nunca existió, salvo en su mente, en la mente de Dios.

Algunas extractos de Omphalos rezan lo siguiente: “Todo argumento que permita al fisiólogo demostrar (…) que esta vaca fue antes un feto (…) se aplica exactamente con la misma fuerza para demostrar que la vaca recién creada fue un embrión años antes de la creación (…) Se puede objetar que suponer que el mundo se creó con esqueletos fósiles en su corteza -esqueletos de animales que en realidad nunca existieron- es acusar al Creador de haber dado forma a objetos cuyo único propósito era engañarnos. La respuesta es obvia. ¿Acaso los círculos concéntricos de un árbol creado se formaron sólo para engañar? ¿Las líneas de crecimiento de una concha creada sólo pretendían engañar? ¿El ombligo del Hombre creado tenía como único propósito engañarle para que creyera que había tenido padres?”

En pocas palabras, la teoría de Philip Henry dice que Dios creó la Tierra tal y como la conocemos, pero la creó como una empresa en funcionamiento. Primero creó lo que serían los antecedentes, las pruebas (fósiles), y luego lo perfeccionó. Así, con esta teoría se seguía defendiendo el creacionismo bíblico, y se daba explicación también a los estratos terrestres que se iban encontrando. Esta teoría de no fue bien acogida ni por el grupo de científicos, -lógico- ni por los creacionistas de la época, la tacharon de estupidez.

De esta teoría podemos sacar otro tema: ¿Adán y Eva tenían ombligo? Durante toda la Edad Media se discutía sobre esta absurda, a priori, cuestión. Tanto es así que los pintores de la época tapaban esa parte del cuerpo para no tener ningún problema con ningún padre de la Iglesia, ya que había opiniones muy diversas. Muchos teólogos dicen en la actualidad que no tenia ombligo, puesto que Dios creo a Adán del barro, y a Eva de la costilla de Adán, y no hubo parto ninguno. Otros dicen que sí tienen ombligo, porque Dios creó a los dos primeros humanos "perfectos", a imagen y semejanza de lo que serían los sucesivos humanos… Hay aun en la actualidad opiniones muy diversas.

En la actualidad todos los católicos, o casi todos, creen y aceptan la Evolución, pero teniendo en cuenta que Dios infundió en Adán y Eva un alma inmortal que transmitirían a los siguientes, y que los anteriores homos no tenían. Se impone creer que los primeros humanos, ya fueran dos o más de dos, fueron criados y amamantados por madres que eran animales sin alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...