jueves, 3 de marzo de 2016

La vista: el engaño de los sentidos



Por Ángel Bousquets


Todas las personas, desde el momento en el que nacen, cuentan con cinco sentidos que todo el mundo conoce: vista, olfato, gusto, oído y tacto.

La gente tiende a dejarse llevar por los sentidos, y sobre todo de la vista, pero esto es un grave error. Nuestros sentidos están conectados al cerebro, y este suele jugarnos malas pasadas, engaños... Un ejemplo claro de esto son las ilusiones ópticas.

Esta imagen es de sobra conocida. En ella, podemos ver claramente unas lineas completamente torcidas, pero pon una simple regla sobre cada una, para comprobar que las lineas son rectas y son completamente paralelas.

Este tipo de ilusiones no son los únicos engaños a los que nos vemos sometidos, ya que otros mas sofisticados son capaces de nublar otros sentidos, como el olfato o el gusto (como veremos en este experimento). En 2012, un grupo de psicólogos americanos hicieron un experimento que consistió en darle vino de distinta calidad a un grupo de personas. La trampa es que cambiaron el vino de cada botella, haciendo que los mas caros quedasen en las botellas mas baratas. Al darles el vino, solo un pequeño grupo de personas captaron el engaño. Solo consiguieron darse cuenta el 37% de los participantes, mientras que el resto se dejaron llevar por la vista, y diciendo que los mejores vinos eran los de las botellas mas caras.

La vista también afecta al tacto. Cuando calentamos agua en el fuego de la cocina, debido a las corrientes de convección, el agua caliente asciende, mientras que la fría desciende. Al suceder esto, nosotros vemos salir vapor de agua y pensamos que ya esta caliente, pero en realidad, queda agua fría en la parte de abajo, por lo que al quitar el agua del fuego y tocarla, notamos que no esta caliente.

Otro engaño al que nos vemos sometidos a diario es la percepción auditiva por la vista. Cuando una persona (A) nos esta hablando a 50 cm en voz alta nosotros lo escuchamos perfectamente, lo estemos mirando o no. Pero ahora pongamos otra situación. Mientras A nos esta hablando, nosotros miramos a otras 2 personas que están hablando lejos de nosotros. En este caso, podemos percibir la conversación de estos dos individuos, gracias a que nos estamos fijando en ellos con la vista.

El ultimo ejemplo de engaño visual al que nos vemos sometidos por la vista son los recuerdos. Aun que se puede entrenar la memoria como si de un musculo se tratase, en la mayoría de las personas, la memoria solo es fiable en un 70% (exceptuando a personas que tengan una memoria eidética o fotográfica, pero solo un 2% de la población la tiene). Esto es debido a que por mucho que te fijes, el ojo humano no es capaz de recopilar toda la información de un lugar o un momento en concreto, y por esto, por ejemplo, en un juicio no es aceptado el polígrafo, debido a las limitaciones de memoria que causa la vista.

Como conclusión, yo creo que la vista es el sentido mas engañoso, ya que a partir de los engaños de la vista, otros sentidos nos engañan. Acabo esta entrada con el siguiente vídeo.



Por si alguien no lo ve bien, en el vídeo, la cartulina es de cuatro tonos de azul diferente, pero cuando el hombre pone el lápiz, observamos que los tonos de azul de la parte izquierda se compensan, hasta hacerse iguales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...