lunes, 14 de marzo de 2016

El materialismo histórico (I): estructura y superestructura

El materialismo histórico es una teoría cuya tesis central sostiene que “no es la conciencia de los hombres la que determina su ser sino que, al contrario, es su ser social el que determina su conciencia”. O lo que es lo mismo, los hombres no tienen una conciencia, unas ideas políticas, una religión, una ideología y luego actúan y trabajan tratando de llevar a cabo estas ideas, sino que sus condiciones materiales de vida (la forma en que se relacionan con los demás hombres y la forma en que se establece su trabajo) determina por completo su manera de pensar. “La producción de las ideas, las representaciones, la conciencia, se halla en primer lugar directamente vinculada a la actividad material y a las relaciones entre los hombres, al lenguaje de la vida real”. Todo lo que podemos llamar el nivel mental, cultural, político, religioso y filosófico del hombre depende de las relaciones de producción (1), es decir, de las condiciones materiales de la vida.

Generalmente comprendemos que ocurre justamente al contrario, pensamos que es precisamente el nivel ideológico y religioso de una sociedad el que marca después el nivel político jurídico y sobre todo económico de esta sociedad; nos puede parecer que son las ideas y creencias que tenemos los hombres en un momento dado de la historia las que determinan nuestra forma de organizarnos política y económicamente. Por ejemplo, los medievales, debido a sus creencias religiosas y a sus ideas sobre el mundo y el ser humano, se organizan en torno a feudos: unos señores propietarios de la tierra y de las armas dominan sobre una inmensa mayoría de campesinos que trabajan para ellos a cambio de protección y cobijo; a su vez los nobles rinden pleitesía al rey. “¿Por qué vivir así?” Sería la pregunta y la respuesta nos puede llevar al modo en como pensaban los medievales: creían en un universo regido por la voluntad absoluta de un rey al que debían obediencia ciega... ¿por qué no pensar que en la tierra debía ser igual? Había señores a los que debían obediencia y sumisión ciega. 

Ahora bien... si afirmáramos esto, según Marx, NOS ESTARÍAMOS EQUIVOCANDO. Las ideas y las creencias de los hombres no son las que les llevan a instaurar ciertas relaciones... quién debe ser señor, y quien siervo, quién debe mandar y quién obedecer, quién trabajar y quien recibir el fruto del trabajo. OCURRE AL CONTRARIO; son las relaciones que se establecen entre los hombres en la producción social de la vida (2) las que les llevan a pensar y creer de ciertas formas. Si explicáramos esto de manera genealógica tendríamos que decir que cuando los hombres se pusieron a cooperar, a trabajar juntos para garantizar sus condiciones de vida... hubo ya unos pocos hombres que mediante el uso de la violencia se impusieron a los otros y los esclavizaron; Así establecieron un régimen económico: “los esclavos trabajan y los señores se apropian del producto de su trabajo”. Pues bien, hasta aquí no hay ideas, ni religiones, ni leyes, ni sistemas políticos, únicamente ciertas relaciones de producción (la dominación de muchos por parte de unos pocos); pero es ahora cuando, con este sistema económico se “inventa” todo lo que Marx llama la “superestructura ideológica”(3): una religión que justifique a través de unos dioses el estado de cosas, unas ideas sobre el hombre que mantenga a los esclavos creyéndose esclavos, siervos o proletarios y a los amos, creyéndose con derecho para ser amos, señores o burgueses capitalistas. Unas leyes que le den al señor la legalidad necesaria para arrebatar al siervo las cosechas o al capitalista quitarle al obrero el producto de su trabajo a cambio de casi nada. Y, sobre todo, un sistema político que garantice que lleguen al gobierno los que dominan a las clases oprimidas y que mantenga a raya a los oprimidos mediante el monopolio de la violencia.

Esta es la idea general del materialismo histórico, por tanto, los modos de pensamiento, las formas de conciencia social o, en definitiva las ideologías, en cada época de la historia no son sino la justificación ideológica usada por la clase dominante para justificar su dominación. El modo de ser de la estructura económica determina el modo de ser de las demás esferas de la sociedad, o lo que es lo mismo, el modelo económico de una sociedad determina todos los demás aspectos de ésta. Más aún, si se modifica la estructura económica de una sociedad también se modificará la superestructura ideológica.  Esta es una tesis lanzada contra Hegel, para quien la historia, es la historia del espíritu, donde todo lo demás (las condiciones materiales) no son sino momentos concretos en la historia del espíritu. Para Hegel la historia se mueve merced a un principio ideal, mientras que para Marx los elementos ideales y espirituales, como ya había señalado Feuerbach, no son sino el resultado de la actividad práctica humana.

Otra teoría diferente, aunque complementaria a la del materialismo histórico, es el llamado materialismo dialéctico (Diamat) que es una creación exclusiva de F. Engels y que hace referencia a una concepción dialéctica de la Naturaleza con independencia del hombre y la historia. 


1 Las relaciones de producción expresan las relaciones que se establecen entre los propietarios de los medios de producción y los productores. Por ejemplo: esclavismo, servidumbre y trabajo asalariado. Estas relaciones vienen determinadas por el lugar que se ocupa en la división social del trabajo (qué es lo que a cada cual le toca hacer en la cadena productiva) y en el intercambio, la distribución y apropiación del beneficio social (qué parte se lleva cada cual del producto global) obtenido para satisfacer las necesidades de los distintos miembros de la sociedad. De aquí que las relaciones de producción tengan su expresión jurídica en las relaciones de propiedad. 
2 Según Marx el primer hecho histórico es la producción de los medios necesarios para satisfacer las necesidades básicas: alojamiento, vestido, alimentación… Esto es lo que se denomina producción social de la vida y hoy igual que hace miles de años necesita cumplirse todos los días y a todas horas para asegurar la vida de los hombres. 
3 Designa el conjunto de representaciones o ideas que configuran la conciencia; así como las estructuras políticas y jurídicas que irradia y de las que se sirve la infraestructura o base económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...