martes, 15 de marzo de 2016

El conocimiento, según Comte-Sponville.


Por Claudia Robles

Conocer es pensar lo que es: el conocimiento es cierta relación entre espíritu y mundo. No hay un conocimiento absoluto, perfecto ni infinito; ya que lo que creemos conocer puede ser falso o incompleto, pero no por esto significa que no sepamos nada. Montaigne; de facto (“¿Qué sé?”) y Kant; de iure (“¿Qué puedo saber y cómo?”) nos hacen creer que hay una verdad al menos posible, ya que sin esta; ¿cómo podríamos pensar o razonar? Ellos nos mostrarán el mundo y el conocimiento que creemos conocer mediante otros ojos y otra manera de percibirlo.

Sólo podemos conocer por medio de nuestros sentidos, de nuestra razón, de nuestras teorías y experiencias; pero todo esto nos lleva a ideas subjetivas y limitadas, así que no se puede llegar a la verdad absoluta; por ello no debemos confundir conocimiento y verdad, ya que son dos conceptos muy distintos, aunque están interrelacionados. Ningún conocimiento es la verdad; pero un conocimiento que no tenga nada que ver con la verdad, deja de ser conocimiento. El hecho de que todo conocimiento sea relativo, no significa que todos sean válidos. Por eso hay una historia de las ciencias, formativa e irreversible: ninguna ciencia es definitiva. Las ciencias progresan por ensayo y eliminación de errores una teoría científica es siempre parcial, provisional; no obstante, hemos de evitar confundir conocimiento y ciencia. Ya que hay ciertas cosas que una persona sabe pero que la ciencia no puede demostrar.

¿Hemos por ello de renunciar a pensar? Nunca. No podemos renunciar a algo simplemente porque no se pueda demostrar que su derivación sea cierta, ya que quizá tampoco se puede demostrar que sea incierta.

El escepticismo no es lo contrario del racionalismo; es un racionalismo lúcido y llevado al extremo, ya que cree que nada es cierto, y la sofística no es pensar que nada es cierto, sino que nada es verdadero. Por eso la sofística es contradictoria; se destruye a sí misma como filosofía: si todo es falso, ¿cómo sabemos qué es verdadero y lo qué está bien? ¿Qué pasaría con nuestra razón? Si no hubiera ni verdad ni falsedad, cómo sabríamos qué está mal y qué está bien; todo estaría permitido, y si esto fuese así, el mundo terminaría siendo una barbarie.

Todo conocimiento es una lección de moral. Por esta razón hay que buscar la verdad y por ello jamás dejaremos de buscar, ya que nunca conoceremos del todo nada. Entre la ignorancia y el saber absoluto, hay un sitio para el conocimiento y para el progreso del saber.

Estoy de acuerdo con lo que dice en este capítulo. Gracias a nuestros sentidos y nuestra razón tenemos conocimiento de las cosas. Pero no siempre nuestros sentidos nos van a dar la verdadera percepción de las cosas ya que no sabemos lo que es verdad, no sabemos si todo lo que vemos es así o solo lo percibimos nosotros de esta manera, ni siquiera las ciencias pueden decirnos que es verdad, no pueden afirmarnos que un árbol es verde, ¿y si es azul pero nosotros lo vemos verde?, ¿y si todo es blanco y negro pero nosotros lo percibimos en colores? Tampoco debemos pensar que todo lo que creemos ver es falso ni que todo es verdadero, simplemente poner en duda las cosas hasta que algo o alguien nos demuestre que es contrario. Muchas veces no creemos tampoco lo que nos dicen ni siquiera cuando está demostrado y eso no es lo correcto pero gracias a gente que no creyó en lo que le mostraban ni decían hemos ido descubriendo un poco más sobre el mundo y las cosas. Por ejemplo un ciego no percibe igual que alguien que no lo es, incluso percibe con más intensidad pese a que le falta un sentido, pero, ¿esto significa que tiene más conocimiento sobre el mundo o que tiene más verdad sobre el mundo? No, simplemente tiene otro conocimiento del mundo derivado de sus propias percepciones, que puede ser el correcto, o no. En definitiva, para mí el conocimiento nunca será el verdadero e inamovible ya que no todo el mundo tendrá la misma percepción ante las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...