viernes, 5 de febrero de 2016

Mensajes subliminales (II).

Por Carlota Álvarez.

La percepción subliminal se puede definir como un proceso de extracción y análisis de información de estímulos de los que el sujeto nunca es consciente. Esta ausencia de representación de un estímulo se pone en evidencia cuando el sujeto no puede reportar verbalmente la existencia de dicho estímulo. Los estímulos que no llegan a la conciencia son los mensajes subliminales.

La intensidad o el tiempo mínimo necesario para la detección de un estímulo es lo que denominamos umbral de la conciencia. Los estímulos que se encuentran por encima del umbral son los supraliminales. Técnicas de estimulación subliminal:
  • ENMASCARAMIENTO: esta técnica consiste en la presentación de un estímulo fugaz “A”, inmediatamente seguido por otro de mayor duración “B”.
  • ESTIMULACIÓN EMPOBRECIDA DIRECTA: consiste en la exposición directa de un estímulo por debajo del umbral de conciencia o de reconocimiento y la ejecución posterior de una tarea específica. El tipo de respuestas del sujeto frente a esta tarea habrá de poner en evidencia si existió o no un registro no consciente del estímulo en cuestión.
  • EMPOTRAMIENTO: esta consiste usualmente en insertar el estímulo crítico (como puede ser una palabra o una figura) en el contexto de un material visual más complejo (como una fotografía) de manera tal que aquel no pueda percibirse a nivel supraliminal. Por lo que el estimulo critico se vería camuflado en el material que se presenta al sujeto. Esta técnica es muy empleada en el campo de la publicidad.
  • ESTIMULACIÓN DICÓTICA: esta técnica consiste en la presentación simultánea de los estímulos (auditivos o visuales) subliminal y supraliminal por canales (auditivos o visuales) diferentes.
Se considera publicidad subliminal a todo aquel mensaje audiovisual que se emite por debajo del umbral de percepción consciente y que incita al consumo de un producto. También es aplicable a aquellos mensajes visuales que contienen información que no se puede observar a simple vista, como por ejemplo los anuncios de imagen fija en revistas ilustradas o en carteles. Ejemplos de publicidad




¿Nos afecta? Existen opiniones muy diferentes respecto a si este tipo de publicidad tiene efecto o no. Hay ciertos estudios que dejan ver ciertos cambios en las decisiones que tomamos. Otra gente también piensa que es imposible que nos afecte por ejemplo un fotograma que vemos en una duración de tiempo minúscula pues ni si quiera nuestro ojo lo percibe. No hay datos exactos de sí afecta o no, pues al no procesar esos estímulos, no tienen porque afectarnos inmediatamente.

Otro tema de discusión es su legalidad. En mi opinión este tipo de publicidad, independientemente de si es efectiva o no debería estar prohibida, pues deberíamos ser libres y conscientes al 100% del mensaje que estamos recibiendo.

Sobre su veracidad creo que influye aunque para ser honesta muchos de los ejemplos sobre publicidad subliminal que encuentras en internet no son muy obvios y yo no me daría cuenta de ellos. Sin embargo sí soy consciente de la publicidad en series de televisión o películas en las que ves el logotipo de determinada marca. Además creo que la publicidad subliminal depende mucho de la duración de exposición, de la concentración, de la personalidad y estado anímico del receptor.

Enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...