jueves, 11 de febrero de 2016

Hume (II): Impresiones e Ideas

De entre todos los problemas que acarrea la nueva Ciencia de hombre es el epistemológico el más intrincado e importante: ¿Cómo conocemos? ¿Cómo funciona nuestro entendimiento? ¿Qué es la ciencia? ¿Existe un límite al conocimiento? Para responder a estas cuestiones Hume va a hacer suyos los dos principios básicos del empirismo, a saber: 
  • El conocimiento es básicamente conocimiento de ideas (presupuesto que comparte con los racionalistas): el hombre lo único que puede conocer de las cosas son las REPRESENTACIONES de las cosas, no las cosas mismas. 
  • Todos los contenidos de la mente provienen de la experiencia. 
Precisamente porque piensa que todo lo que está en nuestra mente antes ha tenido que estar en nuestros sentidos, a las ideas y a cualquier contenido mental en general les dará el nombre de PERCEPCIONES. Una percepción es cualquier idea que pueda albergar nuestra mente; de esta forma subraya su origen. De este presupuesto Hume va a subrayar el principio fundamental de su teoría del conocimiento: sólo es admisible como conocimiento realmente fundamentado aquellas representaciones que podamos reducir a “experiencia”; lo que no podamos remitir a algún tipo de experiencia debemos rechazarlo como ilusorio.

Tipos de conocimiento.

Como hemos dicho Hume reduce todo nuestro conocimiento a “percepciones”, es decir, a representaciones mentales que tienen su origen en los sentidos. Por eso podemos decir que los distintos tipos de conocimiento serán las distintas clases de percepciones que podamos tener. Distingue fundamentalmente dos clases de percepciones: IMPRESIONES e IDEAS.

Diferencia entre impresiones e ideas

De entre todas las percepciones que puede haber en nuestra mente distingue dos tipos: impresiones e ideas. La diferencia entre unas y otras es muy sutil; ambas son contenidos de nuestra mente pero mientras que las IMPRESIONES SON VIVAS E INTENSAS, LAS IDEAS SON DÉBILES Y BORROSAS. La diferencia entre impresiones e ideas es, por tanto, una cuestión de intensidad. Si uno pasea distraído por la calle y se lleva un pisotón doloroso está teniendo una impresión. Su grado de fuerza y vivacidad es incuestionable: ¡el pie nos duele horrores! Ahora bien, si uno llega a casa, pasado un tiempo, y recuerda el pisotón y el dolor: eso es tener una idea. Por supuesto, no puede compararse el grado de fuerza y vivacidad del pisotón real con el ideado después, por mucha fidelidad que tenga nuestro recuerdo.

La razón de que las ideas sean percepciones más débiles que las impresiones está en que éstas son copias de aquellas (las ideas son copias de impresiones). Las impresiones penetran en la mente a través de los sentidos y son muy intensas, mientras que las ideas penetran en la mente mediante la razón y la memoria, y su fuerza es menor. Podemos decir que cuando los sentidos nos proporcionan información (una imagen, un sonido... etc) se produce en nuestra mente una impresión pero cuando no son los sentidos sino, por ejemplo, la memoria la que nos trae a la mente (una imagen, un sonido recordado... etc) entonces lo que se produce en nuestro pensamiento es una idea. 


Esta diferencia es así en términos generales, pues el propio Hume reconoce que esto no siempre se cumple; por ejemplo en el caso de los sueños: en los sueños, lo que no son más que ideas se presentan ante la mente con igual fuerza que las impresiones. 

Clases de Impresiones.

Dentro de las impresiones distingue entre IMPRESIONES SIMPLES e IMPRESIONES COMPLEJAS. Las impresiones simples, son las impresiones atómicas, las unidades más simples de percepción. Son tales como colores, sabores, olores… Las impresiones complejas son las que implican multitudes de impresiones simples: una mesa, una ciudad, un árbol. Una impresión como “árbol” en realidad no es más que una colección de impresiones simples; lo que en realidad recoge nuestro ojo es un conjunto de colores distintos, unas manchas de rojo aquí, un poco de ocre allí... verdes de distintas tonalidades; después, en nuestra mente, todas esas impresiones simples se reúnen y tenemos la percepción de un objeto, UNA IMPRESIÓN COMPLEJA.

Distingue además entre IMPRESIONES DE SENSACIÓN e IMPRESIONES DE REFLEXIÓN. Las impresiones de sensación serían las que provienen de nuestros sentidos externos (ojos, nariz, boca...) y que, en teoría se referirían a objetos exteriores a nuestra propia mente. Las impresiones de reflexión serían las impresiones que no provienen de nuestros sentidos externos sino de los internos (sería algo así como las sensaciones internas o los sentimientos) Si paseamos por Alaska en pleno invierno tendremos a buen seguro una impresión de frío acompañada de una impresión de dolor. Cuando esta lamentable situación desaparece porque nos hemos cobijado en casa o en un bar calentito, y recordamos la situación anterior, esta idea de frío intenso puede producir y asociarse a una nueva impresión: la aversión. Esta nueva impresión es lo que Hume denomina una impresión de la reflexión, que puede, a su vez, ser copiada, convertida en idea de la reflexión, cuando recordamos el sentimiento de aversión que una vez hemos tenido.

Clases de Ideas.

Las ideas, como hemos dicho, son copias de impresiones. Puesto que son copias puede haber tanto copias de impresiones simples como copias de impresiones complejas. Así, las copias de impresiones simples generan IDEAS SIMPLES (idea de rojo, idea de sabor agrio, etc.) y las copias de impresiones complejas son IDEAS COMPLEJAS (idea de un árbol, de una ciudad, etc.). 

Si embargo, muchas de nuestras ideas, señala Hume, en realidad no son una copia directa de una impresión (por ejemplo la idea de “sirena” o “centauro”), sino que se producen por la ASOCIACIÓN DE VARIAS IDEAS (simples o complejas); estas ideas son evidentemente siempre ideas complejas. No puede haber ideas simples de esta especie; cada idea simple corresponde siempre a una impresión simple, o lo que es lo mismo, no podemos tener una idea de un color que no exista o de un olor que jamás hayamos percibido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...