martes, 19 de enero de 2016

El karma

Por Sheyla Menéndez

Según varias religiones, el karma es una energía trascendente invisible e inmensurable que se deriva de los actos de las personas. Según las leyes del karma cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Es una creencia central en las doctrinas del budismo, hinduismo, jainismo, el ayyavazhi y espiritismo. Aunque estas religiones expresan diferencias en el significado mismo de la palabra karma, tienen una base común de interpretación. Generalmente el karma se interpreta como una «ley» cósmica de causa y efecto. Se refiere al concepto de «acción» o «acto» entendido como aquello que causa el comienzo del ciclo de causa y efecto.

El karma está en contraposición con las doctrinas abrahámicas. El karma explica los dramas humanos como la reacción a las acciones buenas o malas realizadas en el pasado más o menos inmediato. Según el hinduismo, la reacción correspondiente es generada por el dios Iama, en cambio en el budismo y el jainismo ―donde no existe ningún dios controlador― esa reacción es generada como una ley de la Naturaleza, como la gravedad, que no tiene ningún dios asociado.En las creencias indias, los efectos del karma de todos los hechos son vistos como experiencias activamente cambiantes en el pasado, presente y futuro. Según esta doctrina, las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas.

Para mí el karma es el equilibrio cósmico, una ley de causa y efecto es decir, todo lo que va vuelve, el karma es sinónimo de justicia y no de venganza, es el reflejo de tus acciones. Cuando te llevas mal con todo el mundo, cuando haces una mala acción, cuando no aportas nada bueno a nada ni a nadie el karma te lo devolverá es decir, si por ejemplo yo ahora no le ayudo a un amigo que me necesita, y hago lo mismo con toda la gente que me rodea, en el futuro si me veo en una mala situación no tendré a nadie que me pueda ayudar y por lo tanto, en esa situación podré decir que el karma me lo ha devuelto porque al igual que yo no ayudé a las personas que me rodeaban cuando mas lo necesitaban a mi tampoco me ayudarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...