miércoles, 24 de junio de 2015

Falacia por generalización inadecuada.


Uno de los errores más comunes es extraer conclusiones de una muestra demasiado pequeña: Si los cisnes que he visto son blancos, concluyo que todos los cisnes son blancos; si el primer lituano que encuentro tiene un temperamento vehemente, espero que todos los lituanos tengan un temperamento vehemente; si mi amigo compra un coche y le da problemas, evito comprar un coche de la misma marca; si los andaluces que conozco son graciosos, creo que todos ellos lo son, y así sucesivamente.

Recordemos que en una argumentación inductiva la conclusión nunca está totalmente justificada desde las premisas, pero si el número de casos es suficientemente amplio, la muestra es representativa, no encontramos contraejemplos.... la conclusión tiene un apoyo razonable. Es lo más que podemos esperar siempre y cuando cumplamos con los requisitos mencionados, en caso contrario incurrimos en una falacia por generalización inadecuada a partir de datos insuficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...