viernes, 26 de junio de 2015

Falacia "ad ignorantiam"

La falacia ad ignorantiam (literalmente: "por ignorancia") consiste en sostener que una proposición es verdadera porque no se ha probado que es falsa o que es falsa porque no se ha probado que es verdadera.

Por ejemplo: en los programas del corazón, a menudo, se le atribuye un romance al famoso de turno bajo el argumento de que no lo ha desmentido. Como fulanito no ha desmentido tajantemente que tiene un lío con fulanita, efectivamente lo tiene. Algunos sostienen que la creencia en seres extraterrestres es razonable porque nadie ha demostrado que no existan.

El problema es que las falacias ad ignoratiam también se arguyen en asuntos más serios. La guerra de Irak de 2003 se justificó porque un dictador, Sadam Hussein, no pudo demostrar que había destruido sus armas de destrucción masiva. Como no pudo probar la verdad de la destrucción, entonces se concluyó que las armas existían y estaban dispuestas para ser utilizadas en contra de sus vecinos.

En general la ignorancia de algo no justifica ni su afirmación, ni su negación. Decía un célebre filósofo del pasado siglo: de lo que no se puede hablar, mejor callar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...