jueves, 28 de mayo de 2015

Teorías éticas (IV): los cínicos.


Otro grupo, otra escuela que tiene mala fama, es la de los cínicos. Hoy, si alguien llama cínico a otra persona no le esta tirando flores precisamente, está afirmando que esa persona carece de convicciones morales y se burla de los que creen saber qué es lo correcto; como el cínico carece de convicciones hace siempre lo que más le conviene en cada caso sin atender a la bondad o maldad de la acción o a sus consecuencias sobre otras personas. ¿Es justificada la mala fama del cínico? Para responder a esta pregunta debemos remontarnos a los orígenes de este grupo.

Sócrates no llego a definir la virtud, con lo que dejó la puerta abierta para que otros la definieran a su manera. Así para Aristóteles la virtud era prudencia y moderación, mientras que para Aristipo la virtud consiste en la búsqueda del placer. Entre los discípulos de Sócrates destaca Antístenes, fundador de la escuela de los cínicos (del griego kynos, perro, perruno), llamados así por sus extravagantes maneras de vivir: austeros hasta la mendicidad, “pasando” de usos, de costumbres y de convenciones sociales. El más famosos de ellos (siglo IV a.C) vivía en un tonel y satisfacía sus necesidades donde le apetecía, era Diógenes. Otro Crates de Tebas, abandono a su familia y sus riquezas para ir por el mundo mendigando. Entre sus filas aparece Hiparchía, la mujer sabia, la primera mujer filósofa que aparece en los libros.

Los cínicos defendían que la vida humana debería seguir los dictados de la naturaleza. Una vida sencilla, frugal, adaptada al medio como la de los animales, ¡la vida de un perro!, según sus detractores, por ello fueron llamados “cínicos”. El cínico por tanto no se guiará por las convenciones o los usos sociales sino por la virtud natural: ¡vivir según la Naturaleza! Así, por ejemplo, no respetará las normas de educación o cortesía, no tendrá pudor alguno, no se someterá a ninguna ley humana pues el cínico solo se somete a la Naturaleza.

Desde el punto de vista político el cínico es un ciudadano del mundo, un cosmopolita (“cosmopolites” es un término inventado por Diógenes) que no reconoce más patria que la humanidad entera. No reconocen banderas, ni patria, ni raíces. Necesitan horizontes amplios para poder vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...