sábado, 2 de mayo de 2015

La cosificación del hombre moderno.

"Las categorías del sistema industrial son el balance, la cuantificación y la contabilidad. La pregunta siempre es la misma: ¿esto rinde? ¿Esto da beneficio? En el terreno de la producción industrial hay que hacer estas preguntas. Pero el principio de la contabilidad, del balance y del beneficio se ha transmitido también al hombre, habiéndose extendido, de la economía, a la vida humana en general. El hombre se convierte en una empresa; su capital es su vida y la misión que tiene parece ser la de invertir de la mejor manera posible este capital. Y si está bien invertido, tiene éxito. Y si invierte mal su vida, no tiene éxito. Así, se convierte él mismo en una cosa, en un objeto. Pero es inútil engañarnos: si el hombre se convierte en cosa, está muerto aunque fisiológicamente siga vivo. Pero si el hombre está psíquicamente muerto aunque fisiológicamente siga vivo, queda abandonado a la degeneración y se hace peligroso.... peligroso para sí mismo y peligroso para los demás."

Erich From, El humanismo como utopía social

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...