viernes, 24 de abril de 2015

Ludwig Feuerbach.

Por Alex Baizán


Feuerbach fue un filósofo alemán que abandonó sus estudios de teología para dedicarse a la filosofía junto con Hegel, al que se opondrá más tarde. Centró sus intereses en la elaboración de una interpretación humanística de la teología, en obras como La esencia del cristianismo (1841), su obra más destacada en la que argumentaba que Dios en sí mismo era un noción contradictoria; Ludwig Feuerbach es también una de las principales figuras del llamado "hegelianismo de izquierdas"

Feuerbach comenzó su experiencia laboral como auxiliar de profesor en la Universidad de Earlangen de la cual fue expulsado más tarde por publicar un libro anónimo (Pensamientos acerca de la muerte y de la inmortalidad) (1840) y pasó en el campo los últimos años de su vida. No comprendió la revolución de 1848, ni aceptó el marxismo a pesar de acabar participando en el Partido Socialdemócrata. En el campo de la religión recorrió un camino de lucha contra esta que comenzó en las ideas de los jóvenes hegelianos y término con ideas materialistas.

Dejó a un lado todo idealismo o espiritualismo, además no parte desde lo abstracto sino que su objeto universal y más supremo es el hombre, de ahí su frase: "El hombre es la realidad mas importante".  Para Feuerbach los secretos más profundos y reveladores se encontraban en la naturaleza, en las cosas sencillas y concretas, y no en las ideas como defendía Hegel. Es necesario acudir a la naturaleza, a la materia, para comprender la realidad. Por otro lado desarrollando la concepción hegeliana de Dios, explica que Dios es una creación humana ¿Cómo puede ser esto?, Bien, el ser humano niega las propias excelencias y se las atribuye a un ser superior, pero ilusorio, Dios, la proyección de la grandeza humana, el "espejo del hombre"Pero, ¿Por qué el hombre inventa a Dios? Esto es debido a que el ser humano se encuentra sumergido en una naturaleza insensible al sufrimiento, que no escucha los lamentos; la religión apacigua este sufrimiento y alivia el corazón oprimido.

BIBLIOGRAFIA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...