lunes, 2 de octubre de 2017

El asombro como origen de la filosofía.


"Sólo pocos abrazan seriamente el misterio de la existencia humana (...) Así como el animal se pasa toda su vida sin mirar más allá de sus necesidades y, por tanto, no se admira de que el mundo exista, y que sea como es, tampoco los hombres de aptitudes corrientes sienten mucha admiración por el mundo. Encuentran que todo es muy natural. En todo caso, se sorprenden de algún acontecimiento insólito y desean conocer su causa; pero lo maravilloso que se halla en la totalidad de los acontecimientos, lo maravilloso de su propia existencia, es algo de lo cual no se enteran. Por esto están propensos a burlarse de los que se maravillan, reflexionan acerca de aquellas cosas y se ocupan de tales investigaciones."
Arthur Schopenhauer, Introducción a la Filosofía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...