martes, 6 de mayo de 2014

El condicionamiento aversivo



Por Lidya Abad y Carla Castañón

El principio fundamental aquí es eliminar una conducta mediante su unión con un estímulo capaz de generar una respuesta desagradable con el propósito de que con el tiempo el estímulo que se desea eliminar produzca también una respuesta desagradable o aversiva.

Este procedimiento es útil cuando la conducta que se desea eliminar es una que aun siendo perjudicial, a la misma vez genera placer. Por ejemplo, el fumar.  Este puede ser un estímulo placentero.  Para eliminarlo utilizando condicionamiento aversivo el fumar se alterna con algo desagradable.  Por ejemplo, una sobredosis de nicotina que produzca vómitos.  Esto se puede lograr inhalando el humo de varios cigarrillos encendidos a la vez.  También se ha utilizado la estrategia de administrar corrientes eléctricas. Otro ejemplo es el mezclar alcohol con un vomitivo o también un ejemplo común en algunos padres es el aplicar alcoholado en el dedo para que el bebé no se lo chupe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto...